Israel extiende hasta el viernes el confinamiento y mantiene cerrado los aeropuertos una semana más

|

El Gobierno de Israel ha extendido el confinamiento para luchar contra el coronavirus hasta el próximo viernes por la mañana, mientras que ha decidido mantener los aeropuertos de entrada al país cerrados durante una semana más.

Israel encara su cuarta semana de cierre nacional después de un acalorado debate entre los miembros del gabinete que han decidido las medidas a última hora de este domingo, unas horas antes de que expirara la vigencia de las restricciones anteriores.

Así, el primer ministro, Benjamin Netanyahu, ha anunciado que las empresas no esenciales y la mayoría de las escuelas permanecerán cerradas, al menos, hasta el viernes, mientras que la prohibición de casi todos los vuelos entrantes y salientes permanecerá en vigor durante una semana más.

El Gobierno se volverá a reunir este miércoles para decidir si se extienden las medidas durante más tiempo, tal y como informa 'The Times of Israel'.

Estas extensión de las medidas se da en medio de una polémica en torno a dos funerales a los que han asistido miles de judíos ortodoxos este domingo, que ha sido condenado por el principal socio de la coalición de Gobierno y rival de Netanyahu, Benny Gantz.

En este sentido, el primer ministro también ha hecho referencia al acontecimiento para asegurar que "la aglomeración es la aglomeración, no importa si hablamos de ultraortodoxos, seculares o árabes", aunque sin llegar a condenar directamente el incidente.

En cambio, Gantz ha usado su cuenta de Twitter para denunciar que "este es el aspecto de la aplicación desigual de la ley: millones en sus casas y acatando las normas, mientras miles de ultraortodoxos se agolpan en un funeral".

Ante estas aglomeraciones, Gantz ha advertido que no apoyará la prolongación del cierre una semana más a menos que la Policía haga cumplir las infracciones de los miembros de la comunidad ultraortodoxa, mientras que Netanyahu ha pedido no politizar la extensión de las medidas.

Las nuevas medidas para frenar el coronavirus se dan en medio de la tensión entre la coalición de Gobierno, que tras no conseguir ponerse de acuerdo en los presupuestos de 2020, ha abocado al país a las que serán sus cuartas elecciones en dos años, previstas para el 23 de marzo.

Israel ha confirmado hasta el momento 643.435 casos de coronavirus, de los cuales 4.796 corresponden a pacientes que han perdido la vida a causa de la enfermedad, aunque ya ha administrado la primera dosis de la vacuna de Pfizer y BioNTech a más de tres millones de personas.

Israel extiende hasta el viernes el confinamiento y mantiene cerrado los aeropuertos una semana más