Torra y Aragonés denuncian una “guerra sucia económica” del Estado

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, y el presidente, Quim Torra, durante un pleno del Parlament | Quique García (efe)
|

El presidente y el vicepresidente de la Generalitat, Quim Torra y Pere Aragonés, advirtieron ayer de que el Estado hizo “guerra sucia económica contra el 1-O”.
Torra y Aragonés aseguraron que irán hasta el final en la exigencia de explicaciones y responsabilidades sobre la existencia de una supuesta “guerra sucia económica” contra el 1-O.
En sendos tuits, los dos principales responsables de la Generalitat respondieron así a una información periodística que publicó ayer el diario “Ara”, en la que se asegura que el Estado retiró miles de millones de depósitos de los bancos catalanes el día después del referéndum ilegal del 1-O.
Este rotativo afirma que las empresas públicas y las administraciones del Estado llevaron a cabo el 2 de octubre de 2017 “un vaciado masivo de dinero” de los dos principales bancos catalanes, CaixaBank y el Banco Sabadell.
En su cuenta de twitter, Torra calificó este hecho de “otro escándalo gravísimo” y denunció que es otro ejemplo de “cómo el Estado utilizó todos los medios a su alcance para abatir una causa justa, pacífica y democrática”.
“Exigiremos todas las explicaciones e investigaciones que hagan falta y depurar las responsabilidades”, señaló.
El vicepresidente y responsable de Economía, Pere Aragonés, afirmó en otro tuit que “se va destapando la guerra sucia económica contra el 1-O. Iremos hasta el final para saber quién y cómo decidió jugar a la crisis financiera para salvar la unidad de España”.
Por otro lado, Torra y el presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent, abogaron ayer por la unidad y por una política en que las personas sean lo más importante, durante un acto del Día Mundial de la Salud Mental celebrado en Girona.
Además, Torrent subrayó que en un panorama político como el actual en Cataluña “las cosas no se consiguen de un día para otro, no son automáticas, hay que batallarlas, trabajarlas y muchas veces cuestan un poco más de conseguir de lo que uno pensaba”.
“Hoy hay que conjurarnos para seguir trabajando juntos y luchando juntos, somos una comunidad fuerte y hay que fortalecerla más aportando toda la energía humana que es capaz de servir este país”, precisó.
Torra pidió perdón por los retrasos en pagos a las entidades sociales, de los que culpó a la aplicación del artículo 155. l

Torra y Aragonés denuncian una “guerra sucia económica” del Estado