La cantidad de EPO en las bolsas no era peligrosa

en 2006 le fueron incautadas 99 bolsas de plasma al doctor eufemiano fuentes guardia civil
|

La cantidad de EPO recombinante hallada en ocho de las 99 bolsas de plasma intervenidas en la Operación Puerto no era peligrosa para la salud, afirmó un perito del Servicio de Información de Toxicología (SIT).

Rafael Cabrera, médico del SIT y autor de un informe fechado el 22 de diciembre de 2006 en el que se analizaban los riesgos de la EPO encontrada en esas bolsas, añadió no obstante que “la cantidad encontrada en las bolsas de Barcelona no tiene por qué ser la misma que la administrada”, que se desconoce.

En las conclusiones de su informe, Cabrera asegura que la cantidad de EPO hallada “no es significativa para el riesgo de salud, pero el hecho de haberse practicado una transfusión a una persona sana sí que suponía ese riesgo por el aumento del hematocrito. El peligro era la utilización de la bolsa de plasma, la reinfusión en sí, no la cantidad de EPO que se halló”, subrayó.

Cabrera agregó que “la reinfusión podría producir un aumento del hematocrito con el consiguiente riesgo cardiovascular. Esa práctica produce la elevación de infartos, ictus, accidentes cardiovascyulares, embolias pulmonares. A más hematocrito, mayor riesgo. A partir del 55 por ciento el riesgo es importante”.

El experto explicó que la EPO se usa en caso de anemia, en casos en los que el hematocrito es especialmente bajo, entre el 20 y el 30% en términos generales, y que a partir de un porcentaje de 35-40 “estaría contraindicado”.

El pasado día 19, Jordi Segura, director del laboratorio antidopaje de Barcelona, donde se custodian la mayoría de las bolsas de plasma y de sangre intervenidas al médico Eufemiano Fuentes, dijo que en 2006 se practicó en 99 de ellas –las de plasma– buscando “la presencia de EPO recombinante”, y que en ocho se encontró una concentración de entre 35 y 100 miliunidades, cuando lo habitual es de 30 miliunidades.

El juicio se reanudará el próximo lunes, ya que las partes que propusieron a los testigos citados para mañana –los médicos del Liberty Sergio Quílez y Raquel Ortolano y el coronel médico del servicio de hematología del hospital de la Defensa Miguel Ángel del Pozo– renunciaron a ellos.

El 4 de marzo comparecerá el médico dAntonio Rico, propuesto por la defensa de Fuentes y de los exdirectores deportivos Vicente Belda y José Ignacio Labarta, y comenzarán las audiciones de las conversaciones telefónicas intervenidas en 2006 por la Guardia Civil a los acusados.

La cantidad de EPO en las bolsas no era peligrosa