Los grupos gallegos urgen al Ejecutivo estatal la rebaja del peaje de la AP-9

Vista de la AP-9 a su paso por Vigo | salvador sas (efE)
|

PPdeG, BNG y PSdeG coincidieron ayer en el Parlamento de Galicia al emplazar al Gobierno central a aplicar la rebaja contemplada en los presupuestos generales del Estado (PGE) para los peajes de la Autopista del Atlántico, la AP-9, con la mayor celeridad.

En una rueda de prensa ofrecida en la Cámara gallega, la viceportavoz parlamentaria del PPdeG Paula Prado recordó que el peaje de esta infraestructura “es el que más sube” de las únicas tres autopistas en las que se produce un incremento del precio.

Todo ello pese a que esta rebaja era “la principal demanda que puso el BNG en su pacto para hacer presidente a Sánchez”. Por ello, tras criticar el “pacto de Ana y Adriana” -en referencia la líder del BNG y la portavoz del PSOE en Congreso- marcó distancias con estas fuerzas al asegurar que el Partido Popular “seguirá trabajando para evitar discriminaciones” a Galicia.

Reclamo unánime
Por su parte, la viceportavoz del BNG, Olalla Rodil, recordó que la propia portavoz nacional del Bloque, Ana Pontón, remitió un escrito al Gobierno del Estado para reclamar que “de forma ágil” se apruebe el decreto que formalice esta rebaja.

“Nosotros lo que pedimos es que no se pierda ni un minuto más, porque cada minuto que pasa sin aplicar esta rebaja, que fue resultado de un compromiso adquirido con el BNG y con el conjunto de los gallegos, es un minuto más de incumplimiento”,  apuntó.

Por su parte, el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, informó de que pidió al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que lleve a cabo todas las medidas necesarias para que esta rebaja “lo antes posible”. “Llegará en el 2021, va a ser histórica y el PP y el BNG quedarán en la historia de Galicia como dos fuerzas políticas que votaron en contra de bajar los peajes de la AP-9 cuando se opusieron a los PGE”, manifestó.

Precisamente, preguntado al respecto, Gonzalo Caballero atribuyó las discrepancias de su formación con el BNG al rechazo de los nacionalistas gallegos a los presupuestos generales del Estado. “Se equivocó votando con las tres derechas frente a los presupuestos con mayor compromiso social”, manifestó para argumentar que esta es una postura con la que cree que el BNG hace el “caldo gordo” al PP.

“Nosotros en el nacionalismo gallego, en la medida en la que haya un compromiso con el progreso de Galicia, tenemos una fuerza política aliada para que Galicia progrese”, dijo. 

Por su parte, Rodil reprochó que tanto PSdeG y PPdeGa actúen como “correas de transmisión de sus direcciones madrileñas”.

Los grupos gallegos urgen al Ejecutivo estatal la rebaja del peaje de la AP-9