Fomento rechaza asumir el tramo de la AG-55 entre Arteixo y A Coruña

el ideal gallego-2019-10-24-016-f9508be2
|

El Ministerio de Fomento rechaza la propuesta de la Xunta y Arteixo para que asuma la titularidad de la autopista AG-55 entre A Coruña y Arteixo y lleve a cabo la retirada del peaje en Pastoriza.

El Gobierno autonómico alegaba el martes que la intención es favorecer el acceso al Puerto Exterior, pero Fomento le ha invitado a “liberar ese peaje”, ya que la carretera es de su competencia. El ministerio acusa a la Xunta de “electoralismo” y de “insolidaridad” y añade que la alternativa que se va a construir dará servicio a los polígonos industriales de Arteixo y A Coruña.

López Riobóo indica que la alternativa lanzada por el Gobierno central dará servicio a los polígonos locales

La subdelegada del Gobierno en Galicia, Pilar López Riobóo, aseguró ayer en la emisora coruñesa de la Cadena Ser que el proyecto que defiende Fomento está consensuado con todos los parques empresariales afectados y que la Xunta “ha tenido tiempo para realizar propuestas durante toda la tramitación y no lo ha hecho”.

“Ha habido consenso de todos los implicados, incluso la Xunta, en su elaboración”, apunta Riobóo, que recuerda que su diseño comenzó con la comunidad gallega y el Estado gobernados por el Partido Popular.

Desde la Xunta apuntan que nadie del Ministerio les ha comunicado su oposición al proyecto enviado

 A pesar de esto, desde la Consellería de Infraestruturas indican que nadie les ha comunicado el rechazo a esta propuesta y alegan que el último mensaje de Fomento a la Xunta fue que, tras haberlo recibido, “lo iban a analizar”.

 

Solución “barata y sostenible”

La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, acompañada del alcalde arteixán, Carlos Calvelo, afirmaba el martes que se trata de una “solución inmediata, barata y sostenible” para regularizar la situación del acceso al Puerto Exterior y liberar el peaje de Pastoriza. “Se trata de que el Gobierno asuma la titularidad de la AG-55 y se elimine el peaje mediante el pago de 3,8 millones de euros en cinco años, evitando así una inversión de, al menos, 32 millones en la ejecución de la alternativa planificada, de fuerte impacto ambiental”, indicó Vázquez. Por su parte, los socialistas de Arteixo destacan que el Gobierno gallego “non achega nin un só euro á solución e deixa tiradas unha vez máis as comarcas de Bergantiños e Costa da Morte cunha peaxe nun vial que fora construído como autovía libre de peaxe”. Critican, igual que López Riobóo, el “electoralismo” del proyecto.

Fomento rechaza asumir el tramo de la AG-55 entre Arteixo y A Coruña