La Sociedade Galega de Historia Natural contará con la mayor biblioteca ambiental de Galicia

|

Diario de Ferrol-2011-05-25-002-2356ff56

cristina r. calvo > ferrol

  La Sociedade Galega de Historia Natural ha tomado posesión de la primera planta de la Casa del Coronel, donde se localizarán las oficinas de la entidad, la parte administrativa, la biblioteca y la sala de lectura. Tras años de obras –en 2005 comenzaron los primeros trabajos de remodelación de la antigua Casa del Coronel del cuartel Sánchez Aguilera para sede del Museo da Natureza y de la SGHN–, la delegación ferrolana de esta entidad medioambiental ha conseguido por fin contar con un local digno, dejando de este modo las instalaciones del antiguo Hospicio donde tanto por falta de espacio como por las condiciones del inmueble no podían ejercer su trabajo ni mostrar al público todo su  patrimonio. De hecho, solo el 20% del material (moldes de animales, huellas, esqueletos, peces, etc) se encontraba expuesto al público frente al 70% que podrá verse cuando el museo abra sus puertas en la primera planta de este edificio noble.


Pero aunque el museo todavía deberá esperar al menos unos meses para recibir público, la Sociedade Galega de Historia Natural dispone ya de una planta para su propio uso, donde se localizará la biblioteca de la entidad y a donde está previsto que se trasladen los fondos de la sede central de la SGHN, localizada en Santiago de Compostela. De este modo, se contará con una biblioteca de máximo interés, que dispondrá de unos 10.000 volúmenes, frente a los ya interesantes 5.000 de los que dispone aproximadamente la entidad en Ferrol. Será así, como explicaron los responsables del museo, la biblioteca más completa de Galicia en materia medioambiental.
Además de la biblioteca en la que se guardarán y consultarán los libros, la Casa del Coronel dispone de una sala contigua que estará dedicada a zona de lectura. Los suelos originales de este inmueble, que formaba parte del antiguo acuartelamiento, aportan a la sede todavía mayor valor. Además de esta “herencia”, la sede contará con otros elementos interesantes como una mesa de navegación, con cajones destinados a las cartas de navegación y que ahora serán reutilizados para otros fines. El salón de actos, también en la primera planta del inmueble, contará con espacio para unas 70 personas, lo que permitirá desarrollar en la propia sede charlas y conferencias sin tener que recurrir a otros locales como el Ateneo, como sucedía hasta el momento. También este salón de actos tendrá un sabor a nostalgia, ya que las butacas pertenecen a los cines Galicia, ya cerrados, y que fueron donados a la SGHN.
Pero en esta primera planta no se acaba el local de la entidad. El sótano, que todavía no se encuentra habilitado totalmente, será la zona de almacén del museo y contará con la sala de recuperación de mamíferos marinos. Esta es precisamente una prioridad de la entidad, ya que a finales de primavera y principio de verano suelen llegar a las costas muchas tortugas que son recogidas y cuidadas hasta su suelta al mar. El compromiso de la SGHN es recuperarlas y aunque la sala no esté acondicionada totalmente se hará lo posible para que si hay mamíferos marinos a los que ayudar se pueda hacer en esta misma instalación.
La planta alta del inmueble será sin duda la más visitada, pues es la que albergará el Museo da Natureza, una vieja aspiración no solo de la entidad sino de toda la ciudadanía que veía como toda la riqueza medioambiental de que dispone la SGHN estaba infrautilizada en la antigua ubicación.
Así, se dispondrá de casi 440 metros cuadrados expositivos, con fondos nunca vistos en el museo. Al ampliar el material, los miembros de la entidad trabajan ahora en la elaboración de módulos expositivos para mostrar las piezas de que disponen.
La idea de los responsables del  museo es que este se pueda abrir al público cuando comience el próximo curso escolar, aunque no sea con el 100% de los fondos. Las  nuevas instalaciones permitirán, además, llevar a cabo más actividades de las que se realizaban hasta el momento, con talleres para los visitantes y actividades para desarrollar con alumnos de centros educativos.

 

La Sociedade Galega de Historia Natural contará con la mayor biblioteca ambiental de Galicia