Un escape de gas obliga a desalojar un edificio y el centro de salud de Acea de Ama

El Ideal Gallego-2016-01-09-019-22317f25_1
|

Un escape de gas obligó a los servicios de emergencias a desalojar el centro de salud de Acea de Ama sobre las diez de la mañana. La situación se fue complicando y horas más tarde, los bomberos del parque de Arteixo pedían al supermercado Eroski que cerrase sus puertas. A  primera hora de la tarde, se sumaban a los afectados, los residentes de un edificio de 24 viviendas colindante.
Al lado del ambulatorio se encuentran tres depósitos de gas. Las intensas lluvias provocaron que uno de ellos terminase inundado y se rompiese la tubería.
Hasta el lugar se desplazaron varias dotaciones de los bomberos de Arteixo que precintaron la zona y desalojaron el centro de salud. Con ello, quedaron anuladas las 400 citas concertadas durante la mañana de ayer y las urgencias se desviaron a la Casa del Mar.
A medida que los servicios de emergencias trataban de controlar la situación, incrementaron el perímetro de seguridad hasta llegar a los 500 metros alrededor de los tanques, vigilado por agentes la Policía Local y por la Guardia Civil. 
Con ello, el siguiente paso fue desalojar el Eroski, pasadas las doce y media de la mañana. Además de pedir que no se arrancasen los coches que estaban en el parking del ambulatorio.
En una jornada marcada por las incidencias, Protección Civil de Culleredo no pudo acudir al punto hasta casi al medio día. Eso sí, los del parque comarcal de Arteixo contaron con la ayuda de los bomberos de A Coruña, para continuar durante horas intentando dispersar el gas con el agua .
El gas terminó por congelarse. De este modo, a primera hora de la tarde y como medida de prevención, los efectivos de seguridad decidieron desalojar un edificio colindante de 24 viviendas.
El Ayuntamiento les ofreció la posibilidad de alojarles en el hotel Crunia, para que pasasen allí la noche. Además, el ambulatorio tampoco pudo estar operativo durante toda la tarde.
La Policía Local, bomberos y Guardia Civil hicieron guardia durante toda la noche para evitar cualquier eventualidad. Los trabajos se retomarán durante el día de hoy.

Suministro
El alcalde, Julio Sacristán, así como el concejal de Seguridad, José Ramón Riobóo, acudieron al lugar y permanecieron en el mismo durante toda la mañana.
El edil explicó en un momento dado que el Gobierno local se había puesto en contacto con Gas Natural para solicitar que instalasen un depósito provisional, para que 650 familias no se quedasen sin gas durante el fin de semana.
Sin embargo, con el gas congelado, tanto los técnicos de la compañía suministradora como los bomberos no se movieron de la zona a la espera de tomar una decisión sobre cómo actuar para garantizar la seguridad de todos los vecinos y lograr que el supermercado y el ambulatorio pudiesen volver a la normalidad cuanto antes.
Durante todo el día, el paso de peatones quedó restringido por el entorno de la urbanización Tierno y Galván. Del mismo modo, tampoco se permitió el paso de vehículos por la avenida de Ribados en 500 metros. n

Un escape de gas obliga a desalojar un edificio y el centro de salud de Acea de Ama