La defensa de los “miguelianos” ve “viciado de nulidad” el juicio

Miguel Rosendo ocupa el banquillo durante el juicio | salvador sas (efe)
|

La abogada que defiende a las consagradas de la Orden y Mandato de San Miguel Arcángel Ivana Lima e Iria Quiñones incidió en que el juicio de la causa conocida como de los “miguelianos” está “viciado de nulidad” después de que la Sala indicase que el volcado de material informático ya fue “admitido como prueba y no corresponde su admisión como nueva prueba”.
También el abogado de Miguel Rosendo y su familia, Marcos García Montes, señaló que la defensa solicitó la suspensión del juicio para evitar que el procedimiento “tenga que repetirse”, porque “solo se ha volcado el 16% de la información”.
En el mismo sentido, la propia Iria Quiñones, en declaraciones a los medios al finalizar la vista de ayer, explicó que confiaban en que se les “diese la oportunidad de recuperar las pruebas informáticas”. “Es terrible ir a un juicio sin la documentación que te puede defender. Muy injusto. Tiene que ser ilegal”, espetó.
Sobre dicha información, comentó que se trata de grabaciones de conversaciones que “demostrarían parte de la vida normal” que vivían los miembros de la Orden en el seno de dicha asociación, en la que ha reiterado que participaban “libremente”. Acto seguido, volvió a negar todos los hechos delictivos de los que se les acusa.

Inocencia
A continuación, Ivana Lima, remarcó que “por supuesto, Miguel Rosendo –el líder de la Orden– es inocente” y los demás acusados “también”, y se mostró convencida de que durante este juicio van “a demostrar” su inocencia y que “esto ha sido un montaje desde el principio”. “Duele mucho lo que ha pasado, es todo una sarta de mentiras muy serias”, selló.
“Solo tengo mi palabra para defenderme y se dice que estoy abducida y coaccionada; solo espero que las magistradas me crean”, dijo, insistiendo en que Miguel Rosendo nunca le “ha tocado un pelo”.
El letrado de Miguel Rosendo consideró “un éxito” el que la Audiencia Provincial de Pontevedra, “con un criterio absolutamente razonable”, haya “expulsado del procedimiento el delito de blanqueo de capitales”. “Con lo cual, de mis cuatro clientes ya han quedado fuera su mujer y sus hijos”, aplaudió.
En concreto, la Sección Cuarta de la Audiencia de Pontevedra avanzó en el inicio del juicio que “resolverá en resolución separada” –que notificará hoy– “informando a la acusación particular de que se va a admitir la cuestión previa planteada relativa a su falta de legitimación para acusar por blanqueo de capitales”.
Por otro lado, García Montes recalcó que en el auto de procesamiento no se incluyen delitos de coacciones y contra los trabajadores, por lo que no se pueden enjuiciar aunque la acusación sí los incluye en su escrito. “No puede una acusación particular convertirse en abogado del Estado”, remachó. l

La defensa de los “miguelianos” ve “viciado de nulidad” el juicio