El juez libera a los miembros de CUP que quemaron fotos del rey en la Diada

Nora Miralles y Roger Santacana fueron detenidos cuando viajaban a Madrid a apoyar a sus compañeros ep
|

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu acordó ayer la puesta en libertad, sin imponerles medida cautelar alguna, de los cinco detenidos por quemar fotos del rey durante una manifestación en la Diada del pasado 11 de septiembre, si bien todos ellos siguen acusados de un delito de injurias a la Corona.
El abogado de los detenidos, –dos de los cuales lo fueron ayer mismo por la mañana en el autobús en el que viajaban a Madrid para apoyar a los tres arrestados del lunes–, confirmó a las puertas de la Audiencia Nacional que ninguno de ellos ha querido declarar ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 y que la Fiscalía no ha solicitado ninguna medida cautelar.
A su salida, los detenidos fueron recibidos por medio centenar de simpatizantes al grito de “Si nos tocan, nos tocan a todos” o “La solidaridad, nuestra mejor arma”. Según explicó el portavoz de SOM Gramenet en el Ayuntamiento Aitor Blanc, le dijeron al magistrado que no iban a declarar porque la Audiencia Nacional es un tribunal que no consideran legítimo y que es heredero “del orden público franquista”. “Hemos dicho al juez que no íbamos a declarar porque es un juicio político que no hace más que atacar al independentismo, de perseguirlo y atacar a la soberanía del pueblo catalán”, explicó.
Por su parte, la diputada de la CUP Mireia Vehí presentó ayer un informe policial que demuestra que los Mossos d’Esquadra actuaron “mediante oficio” al redactar un informe para la Audiencia Nacional sobre la quema de fotos del rey. La parlamentaria defendió la quema de fotos porque forma parte de la tradición de la izquierda independentista y porque se enmarca en el proceso independentista que defiende tanto su grupo, como el Gobierno catalán, por lo que pidieron la dimisión del conseller de interior, Jordi Jané, “no por cabezonería, sino porque no está a la altura del mandato democrático, y además lo torpedea”.
Además, el abogado y diputado de la CUP en el Parlament Benet Salellas reivindicó el derecho, amparado por la libertad de expresión, de que la formación queme fotos del rey como un acto de protesta y aseguró que lo volverían a hacer “tantas veces como haga falta”.

El juez libera a los miembros de CUP que quemaron fotos del rey en la Diada