Reportaje | Dándole cuerda a plumas que tienen el prefijo 981

La editorial presentó ayer su primer libro “Soñando con Cala”, de María Suárez | patricia g. fraga
|

La llamó Lautana por los dos soles que tiene en casa, sus hijas Laura y Aitana. Con sede social en una aldea de Laracha llamada Muíños de Arriba, hace realidad los sueños de plumas con prefijo 981, que no tienen oportunidad de publicar sus relatos. Cuenta Juan Mariñas que la editorial no tiene más pretensiones económicas que la de no perder dinero. Es una idea que le andaba en la cabeza desde hace tiempo porque “aquí hay gente que escribe muy bien, cada uno con su estilo. Lo comprobé en los talleres literarios”.
Antes de dar un paso hacia delante, Mariñas tomó apuntes de su experiencia como autor. No quiere que los escritores cobren menos que el librero, por lo que ajusta porcentajes. Cree que lo mínimo es que se lleven lo mismo que el que se coloca al otro lado del mostrador para venderlos. También cambia la permanencia y de los cinco o diez años que es la durabilidad media de los contratos, Lautana Editorial los reduce a dos prorrogables porque en ese período pueden pasar muchas cosas y no quiere atar a nadie si no quiere. Además, el tercer eje en el que se fundamenta la firma coruñesa es que las cuentas estén siempre sobre el papel con números que hablen de lo que se dedica a la promoción y a la impresión de historias, que comienzan a volar con María Suárez y “Soñando con Cala”.
Los dos presentaron ayer el libro en la biblioteca de Estudios Locales. Allí, la autora contó que los suyos son relatos independientes, de anónimas y famosas que conectan a través de Cala, un personaje inventado que le permite saltar en el tiempo. Ir hacia delante y hacia atrás. Cada una con un sentimiento distinto y un fondo crítico: “De cómo siempre se juzga a la mujer de una manera distinta”. No es el único que paseará el nuevo sello.
Para navidades, cuentan con tener un pequeño pelotón de géneros dispares donde se incluye la obra poética de Ronsel Pan, que disparará versos en gallego, castellano e inglés, una novela fantástica de David Sande y una pieza ensayística de Alfonso de la Vega. En la pole position de la editorial también se sitúa una novedad sobre “La empresa explicada a jóvenes de todas las edades”, de Jorge Borrajo.
El editor señala que todo el proceso se realiza en la ciudad desde la maquetación al parto, con ediciones de 200 a 400 ejemplares que ellos mismos distribuirán en librerías de Santiago, Lugo, Pontevedra, Ourense, Pamplona, Valencia, Madrid y Santander, así como en la ciudad: “También nos llamaron de Córdoba”. Y es que la empresa marcha. Sin pausa pero sin prisa. Dándole páginas a talentos escondidos.

Reportaje | Dándole cuerda a plumas que tienen el prefijo 981