“Estábamos en peligro si no ganábamos”

Cani, a la izquierda, durante el entrenamiento del jueves, con Juanfran patricia g. fraga
|

 

Rubén Gracia Calmache ‘Cani’ reconoce que sumar el primer triunfo de 2016 ha devuelto la tranquilidad a la plantilla.

—¿Se quitaron un peso de encima con el triunfo ante el Levante?
—Sí, porque después de tantas semanas sin conseguir la victoria, la logramos contra un equipo de abajo, un rival directo, al que era importantísimo ganarle. Nos ha dado un respiro bastante grande.

—¿El bajón tan notable tras la excelente primera vuelta les recordó a la situación que vivió el Eibar la pasada campaña?
—No es algo que habláramos en el vestuario. Es indudable que la primera vuelta fue buenísima y la segunda no ha sido buena, ahí están los datos. Hacer una primera vuelta tan buena nos ha permitido que, pese a estar trece partidos sin ganar, hayamos mantenido la distancia con el descenso. Sí que a cada partido que pasaba parecía que íbamos teniendo a los equipos de abajo más cerca, pero tras ganar al Levante, volvemos a tener un colchón importante.

—¿El equipo llegó a sentir nerviosismo?
—Aquí hay bastantes jugadores con mucha experiencia para saber ver las cosas como están. A medida que nos fuimos acercando a los equipos de abajo, éramos conscientes de que estábamos en peligro si seguíamos así, sin ganar un partido, pero no es nerviosismo, sino saber que teníamos que reaccionar. Pero el Levante nos ha dado mucho aire y en ocho jornadas lo tenemos que hacer muy mal para no conseguir la permanencia.

—¿Casi sen ven en Primera División otro año más?
—Matemáticamente no estamos y mientras no estemos, hay que seguir luchando, pero ha sido un paso muy grande, tanto en la clasificación como en el peso que nos hemos quitado de encima con esa victoria, pero no podemos bajar los brazos y relajarnos porque si no puede repetirse la historia y volver los nervios y acercarse los equipos.

—¿Hay una explicación al cambio tan radical experimentado por el equipo en la primera y la segunda vuelta?
—No sé si la habrá, pero yo no la tengo. Si la tiene alguien, que la diga, para cambiar de aquí al final de temporada.

—¿Se respira mayor tranquilidad en el vestuario?
—Esta victoria nos ha venido increíble porque, aparte de que hemos cogido más distancia con el descenso, teníamos la presión de que no se ganaba y la hemos cortado bastante.

“Estábamos en peligro si no ganábamos”