El Ayuntamiento recorta de nuevo la renta social para ajustar el presupuesto

Las estimación de las alegaciones al presupuesto se produjo en la Comisión de Hacienda | patricia g. fraga
|

El Gobierno local recortará los fondos destinados a la renta social municipal para ajustar el presupuesto a las modificaciones, por valor de 5,65 millones, que el documento sufrió con las alegaciones en la Comisión de Hacienda. Este programa ya sufrió una reducción el año pasado a través de un modificativo y ahora vuelve a ser una de las partidas elegidas por el Ayuntamiento, que además también eliminará fondos de actuaciones como la reforma de la cubierta de Riazor, el mercado de Santa Lucía o la adquisición de viviendas.

El programa municipal de prestaciones económicas contaba para este ejercicio con dos millones de euros, pero finalmente se quedará en 1.645.911,03 euros tras una reducción de más de 350.000. En los últimos días, el alcalde, Xulio Ferreiro, aseguró que todas las concejalías tendrían que sufrir recortes para realizar los ajustes necesarios, que finalmente dejarán la renta casi sin un cuarto de sus fondos.

Esta no es la primera ocasión en la que la renta social sufre recortes, ya que el año pasado, cuando partió con un presupuesto de 2,1 millones de euros, terminó con menos de la mitad después de que 1,24 millones se destinasen a cubrir la deuda de la empresa municipal de vivienda, aunque la intención de la Marea era la de eliminar otros 550.000 euros de sus fondos, algo que la oposición no permitió.

Otro programa que sufrirá un importante recorte después de las alegaciones estimadas en la Comisión de Hacienda será el de adquisición y rehabilitación de viviendas, para el que el Gobierno local había reservado dos millones y medio de euros y ahora retira 800.000, que según el documento eran para la compra de un inmueble en la zona del mercado de San Agustín.

La misma cantidad se eliminó para actuaciones de reposición en dependencias municipales como la Fábrica de Tabacos, el Archivo de transferencias, el archivo histórico y otras.

Setenta partidas
Los técnicos municipales estuvieron trabajando durante los últimos días en cuadrar el presupuesto después de las alegaciones presentadas, lo que finalmente les llevó a modificar cerca de setenta partidas.

Entre los proyectos que mayores recortes sufrirán, se encuentra el de la rehabilitación del mercado de Santa Lucía. En un principio, el Ayuntamiento había destinado 652.000 euros para llevar a cabo esta actuación, aunque finalmente se quedará en 152.000 tras sufrir una reducción de medio millón de euros.

De esta manera, parece muy complicado que esta intervención pueda realizarse a lo largo de este año, por otra parte algo previsible dadas las discrepancias entre el Gobierno local y la Xunta sobre la combinación en este lugar de la plaza de abastos y un nuevo centro de salud.

Un recorte importante también se llevará la rehabilitación integral de la estructura de la cubierta del estadio de Riazor. El Consistorio prácticamente elimina esta partida al dejarla solo con 5.000 de los 200.000 euros que le había asignado en un primer momento.

Entre las previsiones que manejan el Ayuntamiento y el Deportivo figura que los trabajos comiencen antes del verano de 2018, por lo que parece que los largos plazos también jugaron en contra de esta partida.

Otra reducción considerable será la que sufrirá una compuerta en el colector de la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Bens bajo el arenal de Riazor, de la que se eliminan 269.000 euros del cerca de medio millón que en un primer momento se había dispuesto.

Los locales comerciales también serán objeto de los ajustes realizados por el Gobierno municipal, que en su proyecto inicial había destinado 180.000 euros a llevar a cabo rehabilitaciones en estos espacios, una partida que finalmente desaparecerá.

Chabolismo
Otra partida que también desaparece del proyecto de presupuestos de la Marea Atlántica es la referente al programa para la erradicación del chabolismo, una iniciativa para la que había reservado 46.800 euros en las cuentas municipales y que se queda a cero después de los ajustes llevados a cabo.

No se elimina, pero casi, el apartado destinado a diversas actuaciones en espacios naturales de la ciudad como los ríos Quintás y Feáns, o zonas de Los Rosales, Bens y Lázaro Cárdenas. La previsión del Ayuntamiento era invertir 145.000 euros en ello, aunque finalmente se quedarán en apenas 20.000.

El Ayuntamiento recorta de nuevo la renta social para ajustar el presupuesto