Los coruñeses abarrotan las playas ante la llegada de la ola de calor africano

|

El Ideal Gallego-2011-06-26-009-c7c78ba4

redacción > a coruña
  El primer fin de semana del verano superó todas las expectativas de los coruñeses en cuanto a buen tiempo, que vino acompañado de temperaturas muy altas. La ciudad sufrió la primera ola de calor africano de la temporada, que provocó que los termómetros rebasaran los 30 grados en algunos momentos del día, con mínimas que no llegaron a bajar de los 16  durante la noche. La situación llevó a cientos de ciudadanos a abarrotar las playas urbanas y también las del resto de la comarca.
Desde bien temprano hasta pasadas las ocho de la tarde, los arenales de Riazor, Orzán, Matadero, Oza y San Amaro lucían una estampa típicamente estival, con apenas huecos libres en el que colocar una toalla y con mucha gente bañándose en el mar, con el objetivo de refrescarse ante el bochorno.
Y es que los servicios de emergencia activaron ayer la alerta amarilla en la costa por altas temperaturas, haciendo recomendaciones a los ciudadanos para evitar efectos adversos como golpes de calor, quemaduras o mareos. Desde Protección Civil aconsejaron beber agua en abundancia, sobre todo los niños, para evitar la deshidratación, así como no exponerse de manera prolongada al sol y menos en las horas centrales del día y siempre aplicándose la protección adecuada.
La afluencia de gente a los arenales del área causó también importantes retenciones en la salida de la ciudad por Alfonso Molina. Pero las playas no fueron, sin embargo, los únicos lugares en los que los coruñeses se refugiaron de las altas temperaturas, pues las terrazas de los locales de hostelería también registraron casi un lleno, así como los sitios habituales de esparcimiento, como el monte de San Pedro, el Paseo Marítimo o el parque de Santa Margarita, aunque las zonas de sombra fueron, en todos los casos, las más demandadas.

Previsión > Para hoy, la situación podría repetirse, pues los datos ofrecidos por Meteogalicia reflejan que el mercurio volverá a superar los 30 grados y los cielos permanecerán despejados durante toda la jornada. Las mínimas no bajarán de los 19 grados. Un panorama idéntico se presenta mañana, si bien el martes comenzará a remitir la ola de calor e incluso podrían registrarse lluvias débiles a primera hora de la mañana.

Los coruñeses abarrotan las playas ante la llegada de la ola de calor africano