El PPdeG mantendrá por el momento en el Valedor a Milagros Otero, que se reafirma en el cargo

Milagros Otero saluda a Eva Solla antes de su comparecencia | xoán rey (efe)
|

El PPdeG mantendrá por el momento a Milagros Otero al frente del Valedor do Pobo frente a la petición de dimisión y solicitud de cese de toda la oposición. Para que pueda prosperar la revocación de este cargo, es necesaria la mayoría de tres quintos del hemiciclo, por lo que la postura de los populares es clave.
La propia Milagros Otero acudió ayer al Parlamento a comparecer ante la Comisión de Peticións y, a su llegada, aseguró que “no” iba a dimitir de su cargo, aunque reconoció que no era “plato de gusto” que todos los grupos de la oposición reclamasen que dejase su puesto.

Antes de escuchar
De hecho, la viceportavoz del PPdeG, Paula Prado, lamentó que En Marea, PSdeG y BNG acudiesen a la Cámara con la petición de dimisión sin antes escuchar a la valedora. “Daba igual lo que dijese, ya me habían recusado desde el principio; cada vez que hablo, tengo que dimitir”, censuró Milagros Otero ante los grupos, en ese mismo sentido.
Además, la valedora defendió en su intervención que ella “no” es del Partido Popular y que “nunca” lo fue, y reivindicó, eso sí, a tener sus “opiniones” y a “votar” a quien ella quiera. Dicho esto, aseguró que sus pensamientos no influyeron en su forma de actuar.
“Quiero enfatizar que entendemos que cumplimos de forma escrupulosa los requisitos de la plaza e, incluso, que posiblemente fuimos escrupulosos de más, lo que posiblemente diese lugar a los malos entendidos tratados, de los que somos enteramente responsables”, indicó.
Paula Prado lamentó que la oposición no haya “sacado el nombre” de la valedora “de la disputa partidista” y “faltaran al respeto desde el minuto uno de su mandato”.
Después de que la propia valedora en su comparecencia apuntase que la resolución del nombramiento quedó en manos del adjunto –Pablo Cameselle, propuesto por el PSOE–, Paula Prado sugirió si en caso de pedir el cese no habría que hacerlo extensivo a toda la institución e incluso se preguntó si los socialistas quieren que los populares le hagan “el trabajo sucio” ante el cambio de dirección en el partido.
Mientras, toda la posición pidió la dimisión de Milagros Otero. Así, el portavoz parlamentario de En Marea, Luís Villares, lamentó que “es la primera vez que una institución que tiene como misión defender los derechos fundamentales y por la transparencia frente a las otras administraciones” tenga una sentencia en la que “queda acreditada el desvío de poder y el desprecio a los méritos de otros candidatos”.
“Es el zorro cuidando a las gallinas”, incidió el portavoz de En Marea, quien dijo que es “absolutamente inaceptable” esta situación. Así, dijo que la valedora “infringió” su deber como alto comisionado de “forma grave” y, por ello, debe ser cesada.
“Entendemos que no estamos hablando de errores humanos, ni de problemas o incidencias; estamos hablando de la primera vez que en España un valedor tiene una sentencia como esta”, advirtió la socialista Patricia Vilán, quien señaló que “no hay antecedentes”. “Sobra decir que la situación es muy grave políticamente”, ha aseverado la parlamentaria.
“Tras su comparecencia, no cambió absolutamente nada”, dijo, por su parte, la diputada del BNG Montse Prado, quien consideró que se está “dañando de forma muy grave la imagen de una institución tan importante como la defensoría”. l

El PPdeG mantendrá por el momento en el Valedor a Milagros Otero, que se reafirma en el cargo