La Xunta declarará “monumento” la antigua Fábrica da Luz de Betanzos

El deterioro de las construcciones avanzó de manera considerable en los últimos años | Pedro Puig
|

Oxígeno para la Fábrica de Luz de Betanzos. La Xunta ha iniciado el expediente para incluir estas instalaciones el Catálogo del Patrimonio Cultural de Galicia con la categoría de “monumento”, recoge el Diario Oficial de Galicia. En respuesta a una solicitud municipal de principios de este 2017.
En un comunicado, la Consellería de Cultura detalla que su diseño la convierte en una obra representativa de la primera arquitectura industrial gallega y su singularidad se ve incrementada por su emplazamiento, en una de las orillas del Mendo, en A Ponte Nova. Está constituida por cuatro construcciones independientes asentadas sobre la misma propiedad: la principal, que albergó la primera fábrica de electricidad de la ciudad; el aserradero, un pequeño anexo y un depósito, precisó, en una nota, la Xunta.
La antigua factoría está compuesta por dos volúmenes, construidos en 1895 y en 1910, mientras que el aserradero se levantó en los últimos años del XIX.
En el municipio betanceiro siempre se apuntó al coruñés Rafael González Villar como autor, pero la Xunta sostiene que su intervención no está acreditada, si bien, por la estética industrial del primer volumen, esta podría atribuirse al ingeniero López-Cortón, mientras que la del segundo sí podría ser de González-Villar.

Demolición
Las instalaciones representan una mezcla de estilos artísticos, como el industrial de la nave de la fábrica; el ecléctico-modernista del añadido administrativo, o el popular del resto de construcciones, y para todas ellas se adoptan medidas provisionales de protección, según recoge el DOG.
Hace casi dos meses, Gas Natural-Fenosa, como titular de la propiedad, solicitó autorización municipal para demolerla, y su petición desencadenó un movimiento ciudadano que reivindica su conservación como patrimo- nio industrial de Betanzos.
Las primeras fábricas de electricidad de Galicia se caracterizaron por ser unas instalaciones especialmente singulares y únicas y algunas de ellas ya forman parte del Catálogo del Patrimonio Cultural de Galicia, donde la de Betanzos se anota ahora de manera preventiva, todas con la denominación de “fábrica de la luz”, como las existentes en la ciudad de Lugo; en la parroquia de Santa Cruz de Lesón, en A Pobra do Caramiñal, y la Casa de Máquinasde Santiago de Compostela.

La Xunta declarará “monumento” la antigua Fábrica da Luz de Betanzos