Cuando la creatividad se alía con la aritmética

Copia de El Ideal Gallego-2014-04-26-013-998a3003
|

No es común, pero tampoco es imposible. Quizá los más puros nieguen que la creatividad se pueda aplicar a las matemáticas, pero más de 100 niños se afanaron en echar por tierra esta creencia ayer en el Fórum Metropolitano, durante la celebración del Rebumbio Matemático.
La fase de zona, que arrancaba a las diez y media de la mañana, reunió a los grupos de escolares que, usando todos los mecanismos posibles, debieron resolver seis problemas matemáticos por equipos, “trabajando conjuntamente y de manera cooperativa” como explicaban desde la organización. En la valoración de los problemas, los examinadores primaron el método de resolución empleado, su originalidad, las estrategias utilizadas, los procesos de representación, la expresión escrita del proceso seguido, el empleo correcto de unidades... todo por encima de la mera resolución.
La aplicación de esta creatividad aritmética fue, por tanto, la fiel explicación de que en las matemáticas no solo vale un único camino y que el camino más recto no es siempre el más recomendable.

más matemáticas
Los equipos vencedores durante la jornada de ayer tendrán que enfrentarse al resto de competidores en la fase final. Una prueba que tendrá lugar el próximo 23 de mayo, en el mismo escenario, el Fórum Metropolitano, y que reunirá a los mejores genios matemáticos de 12 años.
Además de esta cita de mayo, la ciudad acoge hoy dos actos para conmemorar el Día Escolar de las Matemáticas. En Palexco se celebra la Feria Matemática, en la que participan 35 entidades, de las que 15 son centros educativos. Esta cita dispondrá de stands donde los participantes sus experiencias de aula, juegos, exposiciones, puzzles y otras actividades relacionadas con las matemáticas.
Además, en el polideportivo de Riazor se celebra el campeonato de ábaco, en el que, entre otras actividades, los técnicos de la ONCE impartirán un taller de braille por la mañana.

Cuando la creatividad se alía con la aritmética