“El corazón empuja, pero hay que hacer caso a la cabeza”

Copia de Deporte Campeón-2015-11-21-007-2668b4c2
|

El cuerpo técnico controla las pulsaciones del derbi. Víctor no quiere que sus jugadores se dejen llevar por las emociones que genera el clásico del fútbol gallego, que conserva ese “ingrediente de pasión, de sentimiento y de rivalidad” inherente a este tipo de encuentros. “Es una de las esencias del fútbol”, explica el preparador madrileño.
“El componente emocional juega siempre en los partidos. Además, todos los entrenadores trabajamos para que haya ese nivel de activación. Pero en este partido no hace falta trabajar el aspecto anímico porque a los jugadores les motiva de una manera total. Claro que es tan importante esa motivación, pasión y ganas como el control y la cabeza. El corazón empuja muchísimo, pero tenemos que hacerle mucho caso a nuestra cabeza para que esa energía de la pasión del partido no sea mal gestionada y te lleve a precipitaciones y situaciones conflictivas”, argumenta el míster.
En cualquier caso, el objetivo está claro. El Deportivo aspira a ganar el derbi. No cambia la forma de encarar el encuentro ante el Celta. “Lo hemos preparado como todos los partidos,  con el objetivo de buscar la victoria”, indica. El triunfo, sin embargo, se le resiste al Deportivo. Desde septiembre no ha vuelto a ganar. Ya han pasado cinco jornadas y, aunque solo ha perdido un partido, el hambre de victoria impera en la plantilla. “Ojalá rompamos esa racha de partidos sin victorias y, además, en el mejor ambiente posible, en la fiesta del fútbol gallego en Riazor, con el apoyo de nuestra afición”, apunta el entrenador blanquiazul.
Enfrente, un Celta que se presenta invicto a domicilio. “Por supuesto que lo tengo en cuenta, pero más que los datos, las conclusiones para el partido las sacamos en base al análisis de lo que hemos visto del Celta. Desde el máximo respeto, nos vamos a enfrentar a un equipo muy complicado que está donde está por méritos propios”, sostiene.
Las apuestas dan por favorito al Celta. La quiniela de Víctor, en cambio, se inclina a otro tipo de resultado, aunque entiende las cuotas de mercado. “No me sorprende, porque las casas de apuestas usan fórmulas matemáticas en base a estadísticas y saldrán esas cuentas, pero en las nuestras sale la victoria. Para eso nos hemos preparado. Sabemos de nuestras capacidades y vamos a ir a desarrollarlas”, dice.
Aunque en algunos de los últimos encuentros los resultados no han sido los esperados, el Deportivo se mantiene en una situación cómoda en la tabla. Lejos de las opiniones que apuntan a un ligero estancamiento del equipo, Víctor se muestra satisfecho con la progresión blanquiazul. Además, el técnico evitó entrar en comparaciones con la temporada pasada, en la que se perdieron los dos derbis.
“Nosotros estamos encantados porque vemos la tendencia del equipo en crecimiento y evolución. No tiene sentido comparar con el año pasado porque hay quince jugadores nuevos y una forma de trabajar diferente, pero todavía nos queda muchísimo, y no nos vamos a conformar. Vamos a tratar de mejorar constantemente”, expone.
El míster, siempre discreto sobre la preparación de los partidos, tiene claro cómo contrarrestar al Celta. “Con la táctica, con la actitud y con la organización. Todos los equipos tienen virtudes y puntos débiles, todos tienen diversas formas de jugar y nos hemos preparado para ello, pero no voy a dar detalles”, advierte.
Tampoco ofrece pistas del once. “Ya se verá cuando demos el once. Tengo claro quien va a ser el relevo de Borges”, afirmó. ¿Apostamos por Fayçal? “Eso forma parte del mundo de las apuestas. Si revelamos información confidencial reventamos el negocio de las apuestas”, bromea el míster.

“El corazón empuja, pero hay que hacer caso a la cabeza”