Los seguidores de Trump irrumpen en el Congreso y desatan el caos

Un grupo de manifestantes entra en el Congreso de EEUU al grito de “Trump ganó” | JIM LO SCALZO (efe)
|

Al grito de “Trump ganó”, cientos de seguidores del mandatario irrumpieron ayer en el Congreso de EEUU tras desbordar a la Policía y provocaron caóticas escenas en la capital estadounidense, por lo que el Gobierno de la ciudad ordenó el toque de queda. 

Al cierre de esta edición, al menos una persona fue herida de bala en el asalto al Capitolio. Según fuentes consultadas por la CNN, la mujer se encuentra en estado crítico tras haber sido herida de bala en el pecho al inicio de la entrada por la fuerza de los manifestantes.
Las imágenes de la cadena MSNBC mostraron a la mujer siendo trasladada en camilla con una fuerte hemorragia después de que en el Congreso se escucharan gritos de “se han producido disparos”. 

Antes del asalto, los seguidores habían protragonizado sonoros protestas arengados por su líder. “Nunca, nunca concederemos”, dijo el presidente Donald Trump a los miles de manifestantes congregados en la mañana a las afueras de la Casa Blanca para la marcha denominada “Salvar a EEUU”. 

Asalto al Capitolio
La concentración reunió a decenas de miles de personas, quienes comenzaron la jornada en el parque cercano a la Casa Blanca antes de dirigirse al Congreso, reunido para certificar la victoria del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de noviembre, un triunfo que no es aceptado por Trump.  

Instó, asimismo, a marchar hacia el Congreso, donde los legisladores se encontraban reunidos para celebrar la ceremonia de validación formal del resultado de las elecciones de noviembre, en las que el demócrata Joe Biden se impuso a Trump. 

Una hora después, miles de manifestantes cumplían la sugerencia del mandatario y se desplazaban hacia el Capitolio, a menos de dos kilómetros del lugar de la concentración. A partir de ahí, comenzó el caos. 

Las imágenes muestran cómo los seguidores del mandatario saliente se encaran con los agentes que conforman la barrera policial de seguridad y son repelidos con gases lacrimógenos.  Posteriormente, cristales rotos, puertas quebradas y peleas en el interior del Congreso entre seguidores de Trump y los policías encargados de custodiar el Legislativo

Algunos de los manifestantes lograron acceder al pleno del Congreso e incluso uno se sentó en uno de los sitios destinados para los discursos oficiales al grito de “Trump ganó”.

Conforme aumentaban las protestas y el descontrol en el Congreso, Trump, tuvo que pedir a los manifestantes que se concentraron que “regresaran a casa en paz”, pero insistió en que le “robaron unas elecciones” que ganó “por mayoría”. 

Después de horas de duros enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, los manifestantes fueron retirándose del Capitolio.

Los seguidores de Trump irrumpen en el Congreso y desatan el caos