La población en riesgo de pobreza en Galicia aumenta hasta el 20%

23 abril 2019 página 14 El área metropolitana de A Coruña se acerca a los 160.000 habitantes Las localidades que rodean a la ciudad crecen en población año tras año
|

El 20% de la población gallega, unas 540.000 personas, vivía en riesgo de pobreza en 2019, según la Encuesta de Condiciones de Vida publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta tasa se incrementa en más de un punto respecto al año 2018, cuando la cifra de riesgo de pobreza se situaba en el 18,8%.

La población en esta situación en Galicia (20%) es muy similar al dato registrado en España (20,7%). Las tasas más elevadas se dieron en Extremadura (31,5%), Andalucía (31,3%) y Canarias (28,5%), mientras que la Comunidad Foral de Navarra (7,7%) y País Vasco (10,0%) presentan las más bajas.

En cuanto a la tasa Arope de riesgo de pobreza o exclusión social –que se construye con la población que se encuentra en riesgo de pobreza o con carencia material o con baja intensidad en el empleo– en Galicia se sitúa en el 24,3%, un punto por debajo de la media (25,3%). Las más elevadas se dieron en Extremadura (37,7%), Andalucía (37,7%) y Canarias (35,0%). Por su parte, Comunidad Foral de Navarra (11,7%) y País Vasco (14,4%) presentaron también en este caso las más bajas.

Por otra parte, en Galicia el 5,7% de los hogares tiene mucha dificultad para llegar a fin de mes, dos puntos por debajo de la media nacional del 7,7%.

Además, según esta encuesta del INE, el 26,3% de las familias de Galicia no tiene capacidad para afrontar gastos imprevistos (la media nacional es del 33,9%) y el 4,8% reconoce retrasos en los pagos relacionados con la vivienda, por debajo de la media (6,9%).

Asimismo, indica que el 40,8% de los hogares gallegos no puede permitirse irse de vacaciones fuera de casa una vez al año (33,4% en el resto del país).

Los ingresos medios anuales netos por persona en Galicia se situaron en 11.218 euros, por debajo de la media, de 11.680 euros.

Estatales

El 34,2% de los adultos que vivían en hogares con una situación económica mala o muy mala en la adolescencia tiene ingresos muy bajos en la actualidad, mientras que el 9,4% tiene ingresos muy altos, según una encuesta de 2019 del INE.

Esta diferencia en los porcentajes correspondientes a 2019 es superior a la obtenida en la encuesta de 2011 (30,2% con ingresos muy altos y 12,1% con ingresos muy bajos).

Así se desprende de los resultados de la Encuesta de Condiciones de Vida que el pasado año, como en 2011, incorporaba un módulo sobre transmisión intergeneracional de la pobreza. Las preguntas se dirigieron a personas de 25 a 59 años y están relacionadas con algunas características de los hogares en los que vivían cuando eran adolescentes.

De esta forma, el estudio realizado por el INE apunta que el 13,2% de los adultos que vivían en hogares con una situación económica buena o muy buena tiene ingresos muy bajos en la actualidad, mientras que el 29,9% dispone de ingresos muy altos. La diferencia en los porcentajes es similar a la de 2011 (13,9% con ingresos muy bajos y 31,2% con ingresos muy altos).

Respecto al nivel de formación, señala que de los que vivían en hogares con una situación mala o muy mala, un 26,9% tiene ahora educación primaria o inferior. l

La población en riesgo de pobreza en Galicia aumenta hasta el 20%