La Audiencia Nacional ordena la libertad definitiva para Josefa Rodríguez Porca

Ignacio Erro, integrante del “comando Donosti”, fue uno de los excarcelados por la doctrina Parot efe
|

La Audiencia Nacional acordó ayer la excarcelación del etarra José María Beristain Urbieta y la libertad definitiva de la integrante del Exército Guerrilheiro do Povo Galego Ceive (Egpgc) Josefa Rodríguez Porca, que se encontraba ya disfrutando de libertad condicional.
De este modo, tras el fallo del Tribunal de Estrasburgo que ha anulado la retroactividad de la doctrina Parot, son ya 68 terroristas beneficiados, de ellos 61 etarras, cinco grapos, un miembro de los GAL y la miembro del Egpgc.
De los 61 etarras cuyas condenas ya se han dado por liquidadas, 57 han salido efectivamente de prisión, ya que tres de ellos se encontraban en libertad condicional y un cuatro no saldrá de la cárcel hasta el 25 de diciembre.
José María Beristain fue integrante del denominado “comando Eibar” y cumplía condena, entre otros, por el asesinato en 1988 de Francisco Javier Zabaleta Aizpitarte, al que la banda consideraba un traficante.
Rodríguez Porca, por su parte, esta condenada a un total de 85 años de prisión por varias acciones del Exercito Guerrilheiro de Povo Galego Ceibe, entre las que destaca el atentado en Irixoa contra una patrulla de la Guardia Civil en el año 1989, en el que el agente Benedicto García fue asesinado a tiros mientras que su compañero resultó herido.

acercamiento
Por otro lado, los más de 400 reclusos de ETA fieles a la organización terrorista que están encarcelados en España han diseñado una estrategia judicial para reclamar de forma individual a lo largo de los próximos meses su traslado a prisiones del País Vasco al considerar ilegal la política penitenciaria de dispersión.
Fuentes de la lucha antiterrorista explicaron que, según un documento de la dirección de los presos, la iniciativa busca judicializar todo el proceso con el fin de que los reclusos de la banda puedan estar internados próximos a sus lugares de origen.
La iniciativa se prevé presentar a partir de enero y, aunque las peticiones se harán de forma individual, primero se presentarán las demandas de los presos enfermos y los que tienen más de 70 años.

edades
Posteriormente lo harían los que llevan más de 20 años en prisión junto a los dirigentes del colectivo de presos.
Después prevén hacerlo los que han permanecido ya 15 años en la cárcel, y por último, los que llevan 10, 5 años y el resto.
El proceso se iniciaría por lo tanto con los presos enfermos y los que más años llevan en la cárcel, quienes formalizarán inicialmente su reclamación ante la junta de tratamiento del centro penitenciario en el que se encuentran.
Los presos prevén que los directores de las cárceles no van a adoptar una decisión, por lo que iniciarán después una demanda judicial, con la presentación de recursos ante el juez de vigilancia penitenciaria.  n

La Audiencia Nacional ordena la libertad definitiva para Josefa Rodríguez Porca