Reportaje | El erotismo transformado en arte

La muestra se podrá ver hasta el 14 de diciembre | javier alborés
|

La muestra que inauguró ayer la galería Arte-Imagen y que se podrá ver hasta el 14 de diciembre supone la última colaboración de la pintora Raquel Rocha con su maestro, ya fallecido, José Rodrigues, en donde se mezcla la técnica de pintura en tinta china sobre papel de la artista con las esculturas propias de su mentor.
Rodrigues, natural de Lisboa, fue un famoso escultor y está considerado como uno de los padres de las bellas artes modernas en Portugal. Su discípula, la pintora natural de O Porto Raquel Rocha, fue la que le propuso al maestro este proyecto, siendo el último que harían en conjunto.
La técnica de la artista es de lo más creativa, según explican en la sala de Ramón y Cajal, ya que utiliza la tinta china sobre el papel en sus dibujos.
Esta exposición es el resultado de un trabajo muy delicado con el que, junto a la forma de hacer escultura de su maestro, quisieron tratar conjuntamente el tema del erotismo de una manera lo más natural posible.

En conjunto
La mayoría de la muestra está compuesta por los dibujos de la autora, aunque no se deben entender por separado de las esculturas de su maestro. Esta exposición, antes de estar presente en A Coruña, estuvo también expuesta en la ciudad de la creadora, con el fin de recaudar fondos para un proyecto benéfico contra el cáncer, enfermedad que padece su primo pequeño Tiago, motivo por el que también ha reunido fondos en A Coruña.
El niño luso padece un neuroblastoma y actualmente está siendo asistido entre Barcelona y Nueva York.

Reportaje | El erotismo transformado en arte