Trece intoxicados por humo y 120 desalojados en el peor incendio que se recuerda en O Portiño

|

El Ideal Gallego-2011-07-23-002-539f6067 Lo que comenzó como un pequeño fuego forestal en las inmediaciones de O Portiño se convirtió en uno de los más espectaculares incendios que se recuerdan en A Coruña en los últimos tiempos. Las llamas cercaron el asentamiento chabolista del Campanario y algunas viviendas sociales. Fue necesario desalojar a 120 personas y los servicios de emergencia se tuvieron que emplear a fondo. Nadie resultó herido de gravedad, pero trece personas –ocho residentes y cinco policías locales– tuvieron que ser atendidos por inhalación de humo. Pese a que se temían grandes destrozos, el esfuerzo titánico de los bomberos dejó el balance en diez hectáreas de monte bajo y matorral calcinadas, y tres galpones afectados por las llamas.

débora garcía > A CORUÑA
  El incendio que se declaró ayer en O Portiño todavía tiene conmocionados a los residentes del barrio coruñés y a gran parte de los ciudadanos que fueron testigos de la enorme columna de humo, visible desde puntos tan distantes como Ares o Caión.


Todavía continúan las investigaciones para aclarar las causas del incendio, que se originó alrededor de la una de la tarde en una zona de matorral bajo situada entre el muelle de O Portiño y el paseo del monte de San Pedro. Pese a que un principio parecía un conato forestal sin trascendencia, la fuerza del viento del nordeste avivó las llamas, que enseguida cercaron las zonas resididas. Un humo denso y oscuro envolvió toda la zona, propiciado por la gran cantidad de escombreras escondidas entre los matorrales. Fue este uno de los factores que más complicó el trabajo de los bomberos.
El primer aviso del 112 llegó al parque de A Grela a las 13.51 horas y hasta O Portiño se desplazó una dotación para evaluar situación. Minutos después, se movilizaba la práctica totalidad de los efectivos de emergencias de A Coruña para evitar por todos los medios que el fuego alcanzase las viviendas.
De hecho, los residentes del asentamiento chabolista y de las viviendas sociales de O Portiño, en total unos 300, tuvieron que ser desalojados de sus casas. Según fuentes oficiales del Ayuntamiento, en el momento del suceso solo había unas 120  personas en la zona.
El Ideal Gallego-2011-07-23-002-53a2c4f1Ocho camiones de bomberos, conjuntamente con dos helicópteros y dos patrullas del servicio anti incendios forestales de la Xunta, además de Protección Civil y el Grumir de Arteixo, trabajaron sin descanso durante casi cinco horas para controlar las llamas y evitar daños en los bienes.
Hasta el lugar también se desplazaron seis patrullas de la Policía Local y tres del Cuerpo Nacional que procedieron a cortar el tráfico en la carretera de O Portiño y los accesos a las viviendas.
A las ocho de la tarde se daban por concluidas las tareas de extinción, aunque durante la noche permaneció en el lugar un retén de bomberos y otro de la Policía Local para vigilar que el fuego no se reactivase y alertar ante cualquier nuevo peligro.

 

Trece intoxicados por humo y 120 desalojados en el peor incendio que se recuerda en O Portiño