España dejó a cero en la primera parte a Paraguay

Lara González lanza a portería ante la oposición de una rival efe
|

La selección española femenina de balonmano cumplió con los pronósticos y goleó (9-29) a la débil Paraguay, que necesitó treinta y dos minutos para anotar su primer gol del partido, ya en la segunda parte. Un demoledor dato que habla de las diferencias entre ambos conjuntos y, sobre todo, y abre el debate sobre la conveniencia o no de equipos como Paraguay en la fase final de un Campeonato del Mundo.
Duda que alimentaron como nunca los paupérrimos números del equipo paraguayo, que no sólo cerró el primer tiempo sin anotar ni un gol, sino que concedió catorce a una selección española que tuvo que hacer un esfuerzo tremendo por mantener mínimamente la concentración.
Un problema que nunca existe en el caso de la portera Silvia Navarro, que celebró sus cien partidos con la selección española, dejando su portería a cero en la primera mitad, tras atajar los nueve lanzamientos de Paraguay que llegaron a portería.
Un cien por ciento de efectividad que España mantuvo también en ataque durante casi veinte minutos y que sólo la madera fue capaz de romper, tras repeler un lanzamiento de Alexandrina Barbosa cuando el marcador reflejaba ya un contundente 0-12 para las de Jorge Dueñas.
Contundente tanteador al que contribuyeron decisivamente la central Macarena Aguilar, autora de cuatro tantos en la primera mitad, y la lateral Nerea Pena, que firmó tres, que no desaprovecharon los numerosos espacios dejados por la defensa paraguaya. Cifras que explican el contundente 0-14 con el que se llegó al descanso, y que puso realmente fin a un choque, cuya única emoción quedó reducida a saber en qué minuto Paraguay sería capaz de anotar su primer gol.
Una duda que se encargó de resolver nada más iniciada la segunda mitad la lateral Ana Acuña, que firmó a los 32 minutos el primer tanto para las sudamericanas (1-15) con un lanzamiento lejano que sorprendió a la portera Cristina González. Gol que liberó definitivamente a Paraguay, que sumó otros ocho tantos en la segunda mitad por los quince de España. Sin historia.

España dejó a cero en la primera parte a Paraguay