Arteixo - Los vecinos de Larín tendrán al fin agua corriente en sus casas a partir de julio

|

El Ideal Gallego-2011-06-05-019-5b65e049

m. rodríguez > arteixo
  Abrir un grifo de una casa y que salga agua de la red de abastecimiento municipal podrá ser una realidad en la parroquia de Larín desde julio, según los cálculos del gobierno local.
La dotación de las tuberías y el sistema necesario para dar servicio a los vecinos se ejecutó a través de los dos paquetes de fondos estatales. Así, la primera fase se concluyó el año pasado y la siguiente está a punto de terminar.
Como explica el concejal de Obras, Xosé Márquez, esta última actuación está certificada en un 78,34%. De este modo, y según el edil de TeGa, a principios del mes de julio, los vecinos de Larín podrán solicitar a Augarsa que realice el enganche.
Sin embargo, este último paso para tener agua corriente tendrá que ser financiado por cada uno de los interesados. Así, como aclara Márquez, los vecinos tendrán que ponerse en contacto con la empresa mixta que les realizará un presupuesto de la obra.
A mayores, desde el gobierno local añaden que esta red no podrá dar servicio a todo el territorio de la parroquia, aunque sí estará disponible para los núcleos más poblados. En este caso, los lugares en los que habrá que seguir yendo a la fuente a por agua o “tirar” del pozo particular de cada uno son A Grouva y A Pedra.

Prórroga >
Todas las obras del Fessl tendrían que haberse finalizado en diciembre de 2010. El Ayuntamiento solicitó una prórroga para poder sacar adelante los trabajos. Este tiempo extra concluye el 30 de junio, cuando los proyectos deberían estar certificados al 100%.
Ante la posibilidad más que manifiesta de que alguna actuación no cumpla los plazos, el gobierno local decidió solicitar una nueva prórroga “por si acaso”. En este caso, todavía no han obtenido respuesta desde Madrid, pero confían que sea afirmativa.
A día de hoy la única actuación que se ha concluido es el proyecto de infraestructuras tecnológicas. Cerca de finalizar está el abastecimiento de Larín y el ahorro energético, certificado en un 75,06%.
En el otro lado de la balanza se sitúa el saneamiento de las naves de la avenida de A Coruña. Ésta es la ejecución que tiene un mayor retraso y solo se ha certificado por parte del bipartito arteixán un 38,89%.
No va mucho mejor el multiusos de Pastoriza, en el entorno de Barrionovo. En este caso, la certificación tampoco llega a la mitad con un 40,97%.
Se da la circunstancia de que para ejecutar esta obra, el Ayuntamiento tuvo que derribar la escuela infantil de la parroquia, lo que retrasó el inicio de la misma. Por este motivo tuvieron que trasladar a los cuarenta niños que asisten a clase en este inmueble a unos módulos provisionales ubicados en frente del instituto de Pastoriza.
De este modo, los niños empezarán el próximo curso en las mismas casetas, si el edificio no está en condiciones antes del mes de septiembre.
Por otra parte, en el camino se quedó la rehabilitación del molino de Minoco que iba a acoger un museo y también se barajó la posibilidad de que albergase las oficinas de Medio Ambiente. Un desencuentro con los propietarios hizo que el Ayuntamiento destinase los 200.000 euros proyectados en la obra a programas sociales.

Arteixo - Los vecinos de Larín tendrán al fin agua corriente en sus casas a partir de julio