Las ayudas de la Xunta a la formación de los transportistas beneficiaron a 20.000 personas

El Ideal Gallego-2018-12-23-010-d72c021d
|

La conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, subrayó que la Xunta invirtió desde 2009 casi 4,3 millones de euros en ayudas a la formación que beneficiaron a 20.000 transportistas.

Vázquez y el director xeral de Mobilidade, Ignacio Maestro, participaron ayer en la inauguración de la nueva sede de la Asociación Empresarial de Mercadorías por Estrada de Galicia (Apetamcor) en Santiago.

La conselleira recordó que esta misma semana el Diario Oficial de Galicia publicó la convocatoria de ayudas para la formación en el ámbito del transporte por carretera, con un presupuesto de 400.000 euros. A partir de 2 de enero, durante un mes, asociaciones como  Apetamcor podrán solicitar estas subvenciones.

Indicó que estas subvenciones tienen como finalidad mejorar las capacidades de los profesionales en materias tan importantes como la manipulación de mercancías peligrosas, la seguridad viaria o la eficacia en la gestión empresarial. 

Precisó que también se subvencionan los cursos para la obtención del CAP, el certificado de aptitud profesional, que es imprescindible para los conductores que quieran operar en el mercado profesional.  En la línea de continuar con la apuesta por este sector estratégico, Vázquez destacó la importancia de las infraestructuras viarias para facilitar la movilidad de los transportistas. 

Así, concretó que muchas de las autovías de titularidad autonómica, como las del Salnés, del Barbanza, de Celanova, de la Costa da Morte o de la AG-53, son libres de peaje gracias a la aportación de unos 88 millones de euros al año por parte de la Xunta. Se trata de peajes en sombra, por lo que el Gobierno gallego subvenciona estos peajes.

También recordó que su departamento está estudiando la implantación de tarifas nocturnas con bonificaciones en las autopistas autonómicas, medidas que podrían ser beneficiosas y competitivas para los transportistas, al ahorrar tiempo y costes.

Señaló además que el Gobierno gallego no es ajeno al impacto que tiene el incremento de los peajes en el conjunto del tejido económico y social de Galicia. En este sentido, en relación a la AP-9, la Xunta solicitó al Ministerio de Fomento que analice las posibilidades de suavizar las subidas de peaje previstas, a través de fórmulas de flexibilización y un abaratamiento de los desplazamientos para los usuarios recurrentes y en horas de menos tráfico.

Las ayudas de la Xunta a la formación de los transportistas beneficiaron a 20.000 personas