La segunda jira a Os Caneiros pone el broche a un San Roque relajado

|

La segunda jira al campo de Os Caneiros, como no podía ser de otro modo, puso el broche a unas fiestas de San Roque que se caracterizaron por ser muy relajadas.
Medio centenar de embarcaciones fueron las encargadas de remontar el río Mandeo, desde la plaza de A Tolerancia, para despedir al patrón de Betanzos hasta el próximo año.
Como también viene siendo habitual, este segundo viaje hacia el recinto festivo contó con mucho menos afluencia que la que tuvo lugar el pasado viernes, día 17, cuando la presencia de personas fue multitudinaria.
Lo que asimismo derivó en mayor tranquilidad y menos incidentes. Incidentes que, al cierre de esta edición, se habían limitado a alguna que otra contusión, además de las inevitables intoxicaciones etílicas.
Programa de la jornada
Esta última jornada festiva comenzó con la actuación de las charangas NBA y DGT que se encargaron desde media mañana de animar a todos aquellos que visitaron las zonas de Os Soportales y As Calexas. El regreso estuvo amenizado por la actuación de la orquesta Gran Parada en la plaza García Naveira.
Para la segunda jira, al igual que para la primera, se estableció un dispositivo de seguridad integrado por más de un centenar de efectivos entre voluntarios de Protección Civil de Betanzos y diversos ayuntamientos de la comarca, Cruz Roja, Policía Local, Guardia Civil y personal de los servicios municipales. Además, para tratar de evitar cualquier incidencia grave varias embarcaciones de Protección Civil recorrieron el río en labores de vigilancia. l

La segunda jira a Os Caneiros pone el broche a un San Roque relajado