El PP proclama que el aborto nunca es un derecho y Andalucía recurrirá la reforma

GRA112. MADRID, 21/12/2013.- El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y la vicesecretaria general, Elena Valenciano (2-i), durante un encuentro organizado por el partido con representantes de entidades de la sociedad civil "En defen
|

El anteproyecto de ley del aborto aprobado el viernes sigue suscitando opiniones enfrentadas, como la del PP, que dijo que el aborto “nunca es un derecho”, frente al PSOE, que alertó de que aumentarán los abortos clandestinos y la Junta de Andalucía, que estudia recurrir la reforma porque limita libertades.
La secretaria de Educación e Igualdad del PP, Sandra Moneo, subrayó que en ningún tratado internacional se considera el aborto como un derecho y calificó de “bochornosa” la actitud del PSOE por apelar a la libertad de las mujeres “en un debate del siglo pasado”.
“Lo que resulta absolutamente bochornoso es escuchar al PSOE hablar de la libertad de la mujer. Las mujeres somos libres desde hace décadas. Este es un debate del siglo pasado que es donde se ha quedado el PSOE”, denunció.

dignidad personal
Moneo insistió en que la reforma de la ley del aborto solo busca proteger y defender la salud física y psíquica de la mujer, así como su “dignidad personal”.
Por contra, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Diego Valderas, de IU, anunció que el Gobierno andaluz estudia interponer un recurso a la futura ley al considerar que supone “una limitación de libertades y un recorte de derechos a las mujeres”.
Valderas recalcó que el Gobierno andaluz está “muy sensible” con la reforma y lamentó que el Gobierno del PP haya aprobado un texto que reduce el número de supuestos permitidos para abortar y que retrotrae “al periodo de la transición”.
Es esta misma línea, el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, alertó de que con esta norma quien tenga recursos económicos podrá seguir abortando libremente “pero quien no los tenga va a pasar a la clandestinidad, al peligro y al miedo”.

compromiso
En el mismo acto, organizado por el PSOE en su sede de Ferraz, la número dos del partido, Elena Valenciano, expresó su compromiso para “parar” la ley porque, a su juicio, “están quitando la libertad” a las mujeres y “hay que hacer que paguen por ello”.
Rubalcaba, al igual que Valenciano, comentó que el Gobierno ha estado un año discutiendo la reforma y al final se atrevió a llevarla adelante, cambiando “el derecho de las mujeres de decidir libremente sobre su maternidad por la obligación de dar a luz”.
El líder socialista calificó la reforma de “innecesaria, hipócrita y socialmente restrictiva” y ha avisado de que saca a España de Europa, en lo que se refiere a los derechos de las mujeres.
“Han cambiado un derecho por un delito. Esto han hecho”, denunció.

movilización
Desde IU, el Área Federal de la Mujer alertó de que el anteproyecto supone “un ataque frontal a los derechos fundamentales de las mujeres” e hizo un llamamiento “a la movilización y la denuncia” en la calle y en el Parlamento.
“Izquierda Unida se movilizará activamente en contra de dicha reforma restrictiva de derechos y por la defensa de un derecho al aborto, libre, público, gratuito y fuera del Código Penal”, subrayó ayer en un comunicado.
No fueron estas las únicas reacciones políticas al anteproyecto de ley aprobado el viernes por el Consejo de Ministros.
El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, aseguró que “no hay nada que hablar” con los populares sobre la reforma de la ley del aborto si su objetivo es “volver a los tiempos de 1985”.
“No va a contar con el apoyo del PNV para eso”, aseveró.
Por su parte, EH Bildu pidió a los gobiernos del País Vasco y Navarra que no apliquen la nueva legislación y ha reclamado una “respuesta contundente” ante este “gravísimo acto de violencia” hacia las mujeres.

retroceso
Además, el presidente de Ciutadans (C’s), Albert Rivera, denunció que la nueva norma supone “un retroceso de más de 20 años” y lamentó que una normativa tan “delicada” nazca, a su juicio, sin el consenso necesario.
“El PP comete el mismo error que el anterior presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE): impulsar una reforma tan delicada sin consensos”, manifestó Rivera que ha instado a PP y PSOE a “no cambiar leyes como ésta sin amplios consensos”.
Rivera aseguró que su partido “está a favor de una ley clara que defina en qué supuestos excepcionales y en qué plazos queda despenalizado el aborto”.

El PP proclama que el aborto nunca es un derecho y Andalucía recurrirá la reforma