Cambio de titularidad en el banquillo blanco para recibir al Deportivo

Zidane prometió “poner todo el corazón” reuters
|

 

El Real Madrid anunció ayer la destitución de Rafa Benítez como entrenador del primer equipo, tras solo siete meses en el cargo, y confirmó que el francés Zinédine Zidane, hasta ahora técnico del Real Madrid Castilla, será su sustituto al frente del banquillo blanco.
El empate del pasado domingo en Mestalla (2-2) ha precipitado una destitución que se barruntaba desde hace semanas. Finalmente, con el equipo tercero en Liga tras once victorias, cuatro empates y tres derrotas, el preparador madrileño ha sido destituido.
A la irregular marcha en la competición doméstica se unió también la polémica alineación indebida del ruso Denís Cheryshev en el partido de ida de dieciseisavos de final de la Copa del Rey ante el Cádiz, que supuso la eliminación del conjunto madridista y caldeó el ambiente en el seno del equipo de Chamartín.
De hecho, el propio Florentino Pérez compareció ante los medios hace exactamente seis semanas para ratificar en el cargo a Benítez ante las críticas al juego y los resultados del equipo blanco. “Yo no sé lo que pasará en seis meses”, añadió aquel día el presidente, que ha tardado mucho menos que ese plazo en finiquitar el mandato de Rafa Benítez.
Su sustituto al frente del banquillo será el francés Zinédine Zidane, hasta ahora técnico del Real Madrid Castilla (segundo del Grupo 2 de Segunda B), que militó en el cuadro blanco entre 2001 y 2006, años en los que ganó una Liga de Campeones, una Liga española, una Supercopa de Europa, una Copa Intercontinental y dos Supercopas de España.
Durante su breve comparecencia para estrenarse en el cargo, donde no hubo turno de preguntas para la prensa, el nuevo entrenador prometió poner “todo el corazón” para que esta aventura salga bien, reconociendo que siente aún “más emoción” que cuando llegó al Real Madrid como jugador en 2001.
Zidane se estrenará en el cargo el sábado, cuando el Deportivo visitará el Santiago Bernabéu, y vivirá unas primeras semanas relativamente poco exigente, ya que el Real Madrid no jugará entre semana debido a su eliminación copera y también se medirá en la Liga con Sporting, Betis, Espanyol, Granada y Athletic. La primera gran prueba de fuego llegará el 17 de febrero, cuando su equipo visitará a la Roma en la ida de octavos de final de la Liga de Campeones.  

un banquillo "duro"
El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, explicó que Zidane Zidane “sabe mejor que nadie lo que significa estar al frente de la primera plantilla” del equipo blanco, añadiendo que el nuevo entrenador “es plenamente consciente de lo duro y de lo apasionante que es al mismo tiempo este complicado banquillo”.
“Zidane es, sin ninguna duda, una de las figuras más grandes de la historia del fútbol. Él sabe mejor que nadie lo que significa estar al frente de la primera plantilla del Real Madrid. Es plenamente consciente de lo duro y de lo apasionante que es al mismo tiempo este complicado banquillo. Zidane conoce además a estos jugadores porque muchos de ellos lograron la ‘Décima’ con él como segundo entrenador”, recordó Pérez. El presidente añadió que el nuevo entrenador blanco “durante toda su vida ha sabido hacer frente a los desafíos más grandes del fútbol y los ha afrontado siempre con entrega y talento”. “Este es tu estadio y este es tu club. Tienes toda nuestra confianza y nuestro apoyo para que nuestros aficionados se ilusionen y emocionen en cada partido. El madridismo va a estar a tu lado. Es un orgullo tenerte a mi lado porque sé que la palabra ‘imposible’ no existe para ti”, le dijo a Zidane.

Cambio de titularidad en el banquillo blanco para recibir al Deportivo