El sonido que le pone “the end” al actor Leslie Howard

Copia de El Ideal Gallego-2015-11-22-015-2b57da48
|

El coruñés Roi Gil se cuela en las quinielas de los próximos premios Goya, en el apartado de mejor sonido por el documental “A viaxe de Leslie”, de Marcos Nine y producida por Portocabo, donde el director reconstruye con imágenes de archivo la misteriosa muerte del actor Leslie Howard en la ría de Cedeira, después de que el avión en el que viajaba fuera derribado por cazas alemanes. Hoy la cinta se presenta en distintas ciudades gallegas. En la ciudad ya pasó por el CGAI, pero comenta el autor que se volverá a proyectar. Mientras, suma trofeos a la vitrina como el de mejor filme en Estetino (Polonia). 
Una de las categorías por las que aspira a recorrer la alfombra roja tiene acento coruñés. Roi explica que cuando Marcos le propuso montar el audio pensó que sería imposible ya que la cinta se compone de cientos de fragmentos de sus pelis. Como las piezas del puzzle de su vida, el documental relata y da pistas de lo que originó el “the end” a su paso por el mundo: “Foi un duro traballo de restauración e ordenación”. 
Gil puso los cinco sentidos en que la historia tuviera coherencia. Para que todo fuera uniforme, estuvo semanas metiendo efectos y reconstruyendo partes perdidas que arropan a la voz en off. El resultado es un documental ficcionado, “non un falso documental porque non é unha historia falsa”, que da respuestas a la pregunta de qué hacía Leslie en Galicia con hechos de distinta interpretación que sacaron a bailar: “Din que facía unha contraespionaxe dos nazis, que se pasou por España para recabar información” y además de que la historia tiene su gancho, Gil señala que el trabajo de montaje la convierten en un plato goloso, difícil de encontrar. Su originalidad se basa en la forma de presentar el pastel: “Nunha sala comercial non se viu nunca tal cousa”. 
De ahí que “A viaxe de Leslie” esté hasta en seis casillas –mejor película, montaje, documental, dirección, novel, guión original y sonido– esperando pasar la criba del jurado. En cuanto al sonido, el experto explica que “a imaxe é prioritaria, pero o son ten que ter esa capacidade envolvente”. 
En el proceso, el freelance que pilota la firma Cochlea Audio, recobró la vida en audio a planos de otras épocas puestos todos en fila para darle un sentido al capítulo: “Cando o sinal está roto, tratas de compensalo para que non sexa desagradable”. Al potaje le mete pasos, engarza músicas y entre tanto, introduce explosiones, motores y acción. Con otras manos, las de Fran Rodríguez en la posproducción y el coco de Nine, Galicia y A Coruña juegan una baza importante.

El sonido que le pone “the end” al actor Leslie Howard