El artista José Valentín ilustra con un grabado la noche más mágica

|

El Ideal Gallego-2011-05-11-014-dacff2c7

  m.g.m. > a coruña

  La comisión de Hogueras le pidió un grabado para ilustrar la edición de este año y José Valentín pensó entonces en el fuego y en el mar y creó hasta cuatro propuestas inspirado en la noche más larga del calendario. El artista betanceiro dice ahora sentirse muy satisfecho por el hecho de que contaran con su impronta para resumir en una lámina lo que para la ciudad significa esta fecha.
Es así como el creador introdujo en la composición una serie de símbolos, con la Torre de Hércules de fondo y unos círculos que imitan a barriles que tienen que ver con toda la riqueza que arrastra el mar: “Quise representar los barriles de vino y aceite que venían por el mar”. Sin embargo, la fuerza de los colores con que Valentín plasma una gran lumerada son el primer foco de atención, de una mirada curiosa que se pierde entre las ventanitas del monumento y las formas redondeadas que tienen un origen atlántico.
Explicaba el autor que hablando con Losada, le comentó que todos pueden hacer su propia lectura del arte. Y todas son válidas. Es por eso que el que empezó a crear con sesenta años y se formó en el CIEC para exponer en distintos lugares ya de mayor, quiso reflejar el poder del fuego y acaparar asi la atención igual que cuando uno está en la playa y dan las doce de la noche.
Es entonces cuando parece que el mundo se paraliza. Por otra parte, el artista expondrá el 1 de junio en el Sporting Club Casino una colección de grabados relacionados con la noche más mágica. En ellos, uno puede conocer las leyendas que circundan sobre este día como la tradición de macerar las hierbas en agua durante toda la víspera de San Juan o la de saltar las hogueras.
En este sentido, las obras se completarán con textos, donde los visitantes se podrán enterar del germen de todas estas historias transmitidas entre generaciones. La colección de piezas se titulará “A noite da queima”. Después de ponerle imágenes a libros de Luz Pozo y Olga Patiño, Valentín asegura estar muy a gusto haciendo grabado porque que “la gente te acepte, te empuja a seguir luchando”.
A pesar de “salir tarde del armario”, el artista dedica parte de su tiempo libre, ahora ya jubilado, a darle forma a lo que un día aprendió en el centro de grabado betanceiro, después de desempeñar el oficio de conserje y ver pasar muchos talentos por delante.


 

El artista José Valentín ilustra con un grabado la noche más mágica