Bello Janeiro cree que Galicia sería “atractiva” como sede de arbitrajes

El catedrático presentó la obra en Derecho .Quintana
|

  El catedrático de Derecho Civil, Domingo Bello Janeiro, abogó ayer por el uso de la fórmula del arbitraje al margen del sistema judicial, como herramienta válida para agilizar la Administración de Justicia. Insiste, no obstante, el catedrático en que “el arbitraje no es un sustitutivo de los tribunales ordinarios, sino un colaborador de los mismos”, por lo que resaltó la necesidad de la cooperación entre este instrumento y la autoridad judicial para el perfecto funcionamiento de ambas fórmulas.

En opinión del especialista, “más de cuatro millones de empresas y miles de asuntos pendientes en nuestros tribunales podrían encontrar una respuesta más ágil mediante el arbitraje, lo que contribuiría a desatascar la enorme y creciente sobrecarga de los juzgados”.

En este sentido, Bello Janeiro insiste en que es preciso adoptar unos niveles legales y éticos elevados y respetarlos para que la mediación por arbitraje sea “verdaderamente eficaz y mantenga su reputación como institución”. Además, añade que Galicia puede ser una “sede atractiva” para resolver arbitrajes internacionales “por su particulares relaciones y afinidades, que suponen una importante ventaja competitiva”, señala.

 Diccionario > El catedrático presentó ayer en la facultad de Derecho el Diccionario de Arbitraje, una obra publicada por el estudio Castillo Freyre en Perú, y que tras su presentación hace unos días en Barcelona, ayer llegó a A Coruña y hoy será presentada ante la comunidad jurídica en Madrid. El volumen consta de 1148 páginas, en las que se presenta la terminología propia del arbitraje, y que incluye, además, tablas de traducción desde y hacia la anglofonía y francofonía. El objetivo de la obra es poner a disposición de los profesionales una herramienta eficaz para favorecer su aproximación con mayor facilidad al lenguaje arbitral.

El responsable de la publicación, Mario Castillo Freyre, puso como ejemplo la situación en Perú, un país en el que, dijo, “desde hace quince años las empresas incluyen mecanismos para resolver los conflictos al margen del poder judicial”. Según destacó Castillo Freyre, existe un mayor volumen patrimonial de conflictos resueltos en los Tribunales de Arbitraje que en los convencionales.

Este último diccionario se trata de la pieza número 18 de la colección de Arbitraje del estudio peruano.

Bello Janeiro cree que Galicia sería “atractiva” como sede de arbitrajes