El Ayuntamiento reserva aparcamiento en el casco histórico para los residentes

El Ayuntamiento impondrá sanciones a los conductores que estacionen en lugares indebidos del casco viejo
|

 El Ayuntamiento de Betanzos se plantea la reserva de espacios de aparcamiento en el casco histórico, pero partiendo de un principio de tráfico armónico en el que el uso peatonal prime sobre el rodado. No obstante, el gobierno local, que preside Ramón García Vázquez, afirma que es consciente de que el número de plazas que se puedan crear en las calles del casco histórico no será suficiente y solo servirá como medida complementaria a otras actuaciones como la de la oferta presentada hace unos días por la empresa concesionaria del servicio de estacionamiento subterráneo.

Representantes de la Concejalía de Tráfico consideran que cualquier reordenación que se lleve a cabo en este aspecto servirá también para mejorar la movilidad por estas calles, evitando, en muchos casos, aparcamientos indebidos. En este sentido, como ya se hizo hace unos días en la zona de A Ribeira, el gobierno municipal desarrollará una campaña de carácter informativo para evitar la proliferación de conductores que estacionan sus vehículos en lugares no habilitados para ello, como ocurre, por ejemplo, en la plaza de la Constitución y su entorno.

El gobierno local instaló unos dispositivos en la rúa do Castro para sustituir las vallas provisionales

 

La primera fase consistirá en advertir a los conductores sobre las sanciones por estacionar en lugares indebidos, para, en una segunda, imponer las sanciones correspondientes.

 Regulación > Las actuaciones se completarán, según fuentes municipales, con acciones de regulación del tráfico, que también se están ultimando, para preservar el carácter peatonal del casco histórico “después de años de la despreocupación mostrada por el anterior equipo de gobierno y que provocó unos usos y costumbres que no se ajustan a la realidad de la zona”.

Por este motivo, añaden las mismas fuentes, se instalaron unos nuevos dispositivos para regular los accesos a las calles peatonales del casco histórico en lugar de las vallas provisionales de obras que permanecían instaladas en la rúa do Castro.

 Críticas > Cabe recordar que el actual alcalde, durante el pasado mandato, cuando era portavoz del grupo municipal del Partido Socialista brigantino, mostró en reiteradas ocasiones su preocupación por el caos de tráfico que, segúnentendía, los vecinos sufrían a diario y por la “ineficacia” del gobierno municipal para solucionar el problema.

“El aparcamiento incontrolado en zonas de carga y descarga, paradas de autobús, doble fila en calles muy transitadas, el tráfico de vehículos pesados por el casco viejo, entre otras muchas cosas, hacen que la circulación en la localidad se haya convertido en un atasco constante”, indicaba en su momento García Vázquez.

El mandatario local también denunciaba que los residentes han formulado diversas quejas por el espacio que se le había dado, en la plaza de los hermanos García Naveira, al estacionamiento de motocicletas y al hecho de los concejales del anterior equipo de gobierno aparcasen en ella.

 

El Ayuntamiento reserva aparcamiento en el casco histórico para los residentes