La Guardia Civil desarticula en Lugo dos mataderos clandestinos de corderos

Imagen proporcionada por la Guardia Civil de uno de estos espacios | ep
|

La Guardia Civil, en el marco de la Operación Matachines, ha desarticulado dos mataderos clandestinos de corderos en el término municipal de Lugo, situados en las parroquias de Esperante y Nadela. La investigación se centró en varias fincas particulares y explotaciones ganaderas, en las que supuestamente se estaban llevando a cabo sacrificios de animales “sin supervisión veterinaria y sin cumplir la normativa de sanidad animal”.

En el primero de los casos, agentes de la Benemérita incautaron en una finca situada en el lugar de Esperante 24 canales de animales –que fueron puestos a disposición de una empresa autorizada para su destrucción– y 108 cabezas de ganado ovino, que se encontraban “confinadas en dos corrales, uno de ellos portátil, a la espera de ser sacrificadas”.

En este caso, no existía explotación ganadera registrada, careciendo los animales de identificación que pudiera justificar su trazabilidad, tratándose según la investigación de “un matadero clandestino con fines lucrativos por parte de su propietario”. En el segundo caso, tras una inspección efectuada en una explotación ganadera situada en Nadela, se intervinieron tres canales –dos de ellos los llevaba uno de los denunciados en bolsas que fueron incautadas cuando abandonaba el lugar–, una res –que estaba recién sacrificada colgada en un cobertizo– y restos de otros nueve animales sacrificados, como pieles o vísceras.

La Asociación Animalista Libera ha pedido a la Xunta que imponga una multa de 100.000 euros a los responsables de los dos mataderos. Desde el colectivo animalista han pedido que se sancione a las personas que mantenían “estos centros irregulares” y que se amplíen las pesquisas administrativas a “todos aquellos ganaderos o personas particulares que hayan podido emplear estas instalaciones”.

La Guardia Civil desarticula en Lugo dos mataderos clandestinos de corderos