Ferreiro mantiene la sospecha de que Ferraz podría apostar por una moción de censura en A Coruña

|

El alcalde, Xulio Ferreiro, mantiene la sensación de que la sede central del PSOE en Ferraz quiere utilizar a A Coruña para “experimentar” con un posible gobierno de coalición junto con el PP. Esa fue la principal reflexión que dejó ayer el regidor durante el primer encuentro de los siete que organizará la Marea Atlántica en distintos barrios de la ciudad, hasta el próximo día 1 de marzo, con el objetivo de recoger las sensaciones de los ciudadanos acerca de la situación política actual.
El regidor repitió esta idea, la cual ya expuso hace unas semanas, y mostró así su desconfianza hacia los planes de los socialistas. “Paréceme que alguén desde Ferraz cree que experimentar en A Coruña pode ser unha boa idea”, dijo Ferreiro, quien añadió que “é unha sensación” que tiene, pero sin “bases obxectivas” para defenderla.
Esa falta de pruebas, unida a que el presidente de la gestora socialista local, Florencio Cardador, le niega esa posibilidad, hacen que el alcalde solo tenga sospechas, aunque no termina de abandonar del todo la idea. “Con máis Cardadores no PSOE todo sería máis doado”, agregó.
El PSOE y la relación de esta formación con la Marea fue el principal tema de un encuentro que comenzó con una dinámica más parecida a la de un “Dillo ti”, con quejas sobre papeleras o el botellón, entre otros temas.
Eso hasta que Ferreiro espetó en tono amigable al centenar de asistentes que estaba “encantado de que non vos preocupe para nada a situación do Concello”, algo que al Gobierno municipal sí les preocupa, según afirmó.
Ante la pregunta de uno de los participantes sobre las razones del PSOE para no apoyar el pacto presupuestario, el regidor respondió que es la misma duda que él mismo se plantea ya que “o portavoz socialista non foi capaz de explicar os puntos” sobre los que no había acuerdo.
Xulio Ferreiro volvió a cargar peso sobre la situación interna del Partido Socialista, que debe tener una “discusión interna sobre o que quere ser”. 

cuestión de confianza
El acto comenzó con una intervención del alcalde en la que repasó todo lo sucedido en los últimos meses, incluidas las negocaciones presupuestarias con los socialistas, de quienes dijo que no aportaron ninguna propuesta concreta durante el proceso, y de la decisión de recurrir a la cuestión de confianza.
Esta última fue defendida por Ferreiro debido a la necesidad de poner el presupuesto por encima de la “protección” del Ejecutivo. “Nos estamos xogando un modelo de cidade, non solo a continuidade do alcalde e do goberno”, dijo Ferreiro para defender la cuestión de confianza. En el acto también participó la edila María García, quien afirmó que se “alegraba” de que se “evidencie o bloqueo” que el PSOE cree que hace desde la investidura. n

Ferreiro mantiene la sospecha de que Ferraz podría apostar por una moción de censura en A Coruña