Francisco rescinde su contrato

Francisco Rodríguez (i) conversa con Míchel, técnico del Rayo, antes del partido que el Lugo disputó en Vallecas en la penúltima jornada | efe
|

El entrenador Francisco Rodríguez rescindió ayer el contrato que le vinculaba al CD Lugo hasta 2019, según informó el conjunto gallego en un comunicado. El Lugo explica que “el hasta ahora entrenador del primer equipo ha llegado a un acuerdo de rescisión de su contrato y pone así fin a la relación contractual que le unía con la entidad rojiblanca hasta la próxima campaña”.

El conjunto lucense agradece la “implicación, entrega y profesionalidad tanto de Francisco cómo de su cuerpo técnico durante la temporada” y le desea “la mayor de las suertes en sus futuros proyectos profesionales”.

Francisco, que tenía una cláusula de indemnización en su contrato, ha sido relacionado en las últimas semanas con el Málaga y, sobre todo, con el Granada.
El técnico se hizo cargo del cuadro lucense el verano pasado, logró la permanencia en Segunda División con cuatro jornadas de margen y se quedó a un punto de igualar la mejor puntuación histórica del club en la categoría de plata.
En definitiva, el Lugo tendrá que cambiar de técnico y director deportivo por cuarto año consecutivo tras haberse confirmado las rescisiones de Francisco Rodríguez y el responsable del área deportiva Víctor Moreno.

Desde la llegada de Tino Saqués a la presidencia del Lugo, el club ha cambiado todas las temporadas de entrenador y de director deportivo, lo que le ha impedido consolidar el proyecto.

El propio presidente explicó tras la despedida de Víctor Moreno que el nuevo director deportivo esté más tiempo en el club para dar estabilidad al club. Cuando llegó Saqués al Lugo en junio de 2015 después de haberse convertido en máximo accionista, cerró su etapa en el club el entrenador Quique Setién, mientras que el director deportivo, Carlos Mouriz, dejó ese cargo y, tiempo más tarde, se desvinculó del equipo.

Con el nuevo presidente, desembarcaron en la entidad gallega el entrenador Luis Milla y el director deportivo Toni Otero. Milla presentó su dimisión en febrero de 2016 por motivos personales y el club recurrió a una solución de emergencia, el técnico del equipo juvenil, José Durán, que dirigió a la plantilla hasta final de temporada.

A la conclusión del curso, el Lugo rescindió el contrato de Toni Otero, incorporó a esa parcela a Emilio de Dios y contrató para el banquillo a Luis César Sampedro. De Dios dejó el club meses antes de que concluyera la temporada 2016-17 y fue incorporado Víctor Moreno, mientras que Luis César completó el curso, rechazó una propuesta de renovación.

El banquillo quedó entonces en manos de Francisco, que tras conseguir el objetivo de la permanencia con cuatro jornadas de margen y no haber podido alcanzar el sueño de meter al Lugo en la promoción de ascenso, ha rescindido el año de contrato que le quedaba con la entidad gallega.

Francisco rescinde su contrato