El Ayuntamiento valla el antiguo Remanso para impedir el acceso y garantizar la seguridad

El Ideal Gallego-2019-06-21-006-7597cc48

Tras producirse el miércoles el segundo incendio ocurrido en cuatro días en la antigua cafetería El Remanso –el primero fue el pasado domingo y ambos se saldaron únicamente con daños materiales–, el Gobierno local decidió ayer poner un cierre de seguridad por la vía de urgencia, que impida así el acceso al recinto.

Así, trabajadores municipales procedieron durante la mañana a instalar una estructura perimetral de dos metros de alturas con vallas metálicas y opacas para “garantir a seguridade da veciñanza antes de que se acometa a reforma integral”, destacaron desde el Ayuntamiento.

Con esta intervención, el Gobierno local asegura un espacio en el que se produjeron en los últimos meses diferentes intervenciones por parte de los Bomberos para la retirada de cristales y la extinción de pequeños fuegos esta semana.

La decisión de vallar el edificio también se vio necesaria ante la posible celebración del ascenso a Primera División el próximo domingo del Deportivo en la fuente de Cuatro Caminos, próxima a la plaza José Toubes en la que se ubica El remanso. “É previsible que si o Depor ascende, unha morea de xente vaia á fonte de Catro Camiños e non podíamos estar pendentes de que houbera ningún tipo de risco, sobre todo porque haberá bastantes cativos”, indicó ayer la alcaldesa, Inés Rey. 

Asimismo, la regidora socialista aseguró que, una vez estén definidas las concejalías “se acometerá a reforma tan demandada polos veciños da zona”, indicando que la estructura metálica es “unha cuestión temporal por seguridade, evidentemente. O Remanso non vai quedar así os vindeiros catro anos”.

A este cierre de urgencia le seguirán actuaciones más permanentes que consistirán en el desescombro, la limpieza y el tapiado de la estructura.

Actualmente, hay enseres personales en su interior por lo que todo parece indicar que fue un lugar escogido por los okupas para asentarse. Tal y como indicó Rey, están previstas reuniones con los vecinos de la zona para tratar de responder a las demandas en pro de la creación de infraestructuras abiertas a los coruñeses en un espacio estratégico.

Este es el tercer asunto al que se tiene que enfrentar Inés Rey como alcaldesa de la ciudad desde que el pasado sábado tomase posesión del cargo. La continuidad de los campamentos infantiles de Cultura en el Ágora y el Fórum y la organización del dispositivo de seguridad para la celebración de San Juan y el posible ascenso del Depor fueron los otros dos temas que trató en su primera semana como alcaldesa.

Cinco años sin uso 
La antigua cafetería El Remanso se cerró hace cinco años, debido al cese de actividad del local de hostelería que allí se encontraba, por lo que la falta de mantenimiento durante este tiempo propició el deterioro paulatino del espacio..

Uno de los últimos movimientos por parte del Ayuntamiento para tratar de reutilizar la infraestructura fue en octubre del pasado año, cuando propuso la creación de un espacio de usos múltiple que nunca llegó a licitarse.

El Ayuntamiento valla el antiguo Remanso para impedir el acceso y garantizar la seguridad

Te puede interesar