Victoria plácida en As Eiroas

El equipo blanquiazul puso mucho empeño ante un Bergantiños, que también está en pleno rodaje de pretemporada, en un duelo en el que público disfrutó | mareva
|

El Deportivo se impuso en su segundo encuentro amistoso, en As Eiroas ante el Bergantiños, en un encuentro plácido en el que marcaron Guilherme en la primera parte y Uxío y Quique González en la segunda. Un partido que tuvo como preludio el saque de honor que el exjugador del Deportivo nacido en Carballo, Antonio Bouza, realizó, en un sentido homenaje.
El campo de As Eiroas acogió con sus mejores galas un nuevo amistoso de la gira veraniega del cuadro blanquiazul, que saltó al verde con un esquema de 1-4-3-3, con Christian Santos como único punta y un Fede Cartabia y Pedro Sánchez que se movían con libertad por el césped.
Tardaron en abrirse espacios, en un partido trabado. El primero en avisar fue el Bergan, por medio de Rubén Rivera, cuyo tiro repelió Dani Giménez (min.7).

Sánchez, polivalente
Mientras, las ocasiones del conjunto herculino llegaban sobre todo por la banda de un muy inspirado Blas, que se asociaba tanto con Pedro Sánchez como con Fede Cartabia.
Al filo de cumplirse la media hora de juego, el fabrilista volvía a progresar por la derecha y servía para Christian Santos, que era obstaculizado en su disparo por Rivera.
Cano a punto estaba de sorprender a Dani Giménez, con un disparo que se iba desviado al lateral de la portería (min.29), en una de las pocas ocasiones visitantes.

Blas, protagonista
El encuentro parecía irremediablemente irse al descanso con tablas, cuando en el 40 los visitantes lograban adelantarse en el marcador. La jugada era iniciada por Pedro Mosquera, que servía para Bergantiños. El mediocentro mandaba el esférico bombeado a Blas, que ganaba línea de fondo y daba un pase atrás que recogía Guilherme en el corazón del área y empujaba sin oposición dentro de la portería defendida por Christopher. Comenzaron los segundos 45 minutos con el cuadro coruñés variando todo el once, incluida la portería, en la que se estrenó el recién llegado Ortolá.
El encuentro se ralentizaba y las escasas aproximaciones herculinas se reducían a jugadas a balón parado, aunque no encontraban las botas ni de Quique González ni del fabrilista Uxío, pricipales referencias ofensivas del cuadro entrenado por Natxo González.
Precisamente en una jugada de estrategia llegaría la segunda diana coruñesa. Carles Gil era el encargado de botar una falta en el lateral derecho de la portería defendida por Buggi y Uxío se elevaba por encima de la defensa del Bergan para rematar con poderío de cabeza y aumentar la renta en el luminoso. Por su parte, el Bergantiños seguía sin inquietar los dominios de un Ortolá que vivía un estreno plácido, demostrando manejo en el juego de pies y permitiéndose incluso un regate en el área.
Todo el nervio quedaba para Uxío, que tenía hambre de más tantos y buscaba asociarse con Gil. Un jugador valenciano más inspirado que en la anterior contienda ante el filial.

En busca del tercero
Los coruñeses seguían buscando el tercero que cerrase definitivamente la contienda ante un oponente que no era capaz de progresar más allá del mediocampo, custodiado en la segunda parte por Edu Expósito, Diego Caballo y
Gaizka.
Los blanquiazules ponían la puntilla en el 88, con un tanto de Quique González, que marcaba a placer en el área tras una gran asistencia de Quique Fornos. l

Victoria plácida en As Eiroas