La Fundación Novacaixagalicia desaparecerá en siete años si el comprador del banco no la asume

El presidente de Novagalicia, José Maria Castellano, y el consejero delegado, César González Bueno efe
|

La Fundación Novacaixagalicia podría subsistir entre cinco y siete años más si la entidad o los inversores que pujan por comprar Novagalicia Banco, a la que traspasó su negocio financiero antes de convertirse en fundación, no asumen su mantenimiento.
Así lo aseguró ayer el gerente de la Fundación Novacaixagalicia, Pedro Otero, quien indicó que si de la subasta y adjudicación de NCG Banco “se llega a un acuerdo” con la entidad compradora para el “sostenimiento permanente o por un tiempo limitado, pero largo”, de la fundación, “bienvenido sea”, ya que le permitiría “crecer”.
En caso contrario, añadió Otero, “lo que hoy estamos haciendo está garantizado por cinco o siete años, tiempo suficiente para buscar estabilidad en algún otro sitio”.
Por su parte, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se mostró ayer “absolutamente convencido” de que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) entregará Novagalicia a la mejor oferta que cumpla con los intereses generales.
Tras el Consello de la Xunta, Feijóo señaló que la valoración de ofertas que se presenten por el banco nacionalizado debe ser “transparente, motivada, pública y que responda a los intereses de la Hacienda Pública”, que destinó 9.000 millones de euros para rescatar a la entidad.

familias y empresas
El presidente del Gobierno gallego consideró que dentro de esos intereses generales encajan los intereses “legítimos y objetivos” de las familias y las empresas gallegas, de la obra social de las extintas cajas de ahorro y de los empleados de la entidad.
Insistió en que el proceso de valoración de ofertas debe ser objetivo y señaló que si no lo fuera, habría una “conflictividad” en la adjudicación de la entidad.
Los bancos y fondos interesados en Novagalicia (el BBVA, el Santander, Caixabank, el venezolano Banesco, Guggenheim, WL Ross y JC Flowers) recibieron esta semana del FROB la información sobre el impacto “cuantitativo” que los créditos fiscales diferidos (conocidos como DTA) tienen en la entidad gallega.
El fondo estatal da de plazo hasta el próximo lunes para recibir las propuestas de los candidatos a hacerse con la entidad, tras ampliar el período inicialmente previsto, que terminaba hoy.

La Fundación Novacaixagalicia desaparecerá en siete años si el comprador del banco no la asume