El papa condena el robo de los documentos del Vaticano y afirma que continuará con las reformas

|

El papa condenó ayer el acto “deplorable” del robo y la divulgación de los documentos reservados del Vaticano al tiempo que aseguró que las reformas continuarán, durante la celebración del ángelus.
“Robar es un delito. Es un acto deplorable que no ayuda”, lamentó el Santo Padre. Además, Francisco aseguró que él y sus colaboradores ya conocían el contenido de los informes económicos que han sido publicados, ya que, según explicó, él mismo había pedido que se hiciera el estudio.
“Yo mismo había pedido que se hiciera ese estudio, y esos documentos yo y mis colaboradores los conocíamos ya muy bien y ya se han tomado medidas que han dado resultados, algunos visibles”, aseveró.
El papa, que expresó su pesar porque los fieles haya sido “turbados” por las noticias que han circulado en pasado, confirmó que este “triste acto no me aparta ciertamente del trabajo de reforma que estoy llevando adelante con mis colaboradores”. Asimismo, concluyó que la Iglesia se renueva “con la oración y con la santidad cotidiana de todo bautizado”. “Os lo agradezco y os invito a continuar rezando por el papa y por la Iglesia, sin dejarse turbar, yendo hacia adelante con fe y esperanza”.
Durante su catequesis, el papa alertó del peligro de que los cristianos se comporten como los doctores de la ley con actitudes de “soberbia, avaricia e hipocresía”. Así, criticó los comportamientos en apariencia solemnes –como estar los primeros para recibir saludos en las plazas u ocupar los primeros puestos en los banquetes– porque, según evidenció, esconden “falsedad e injusticia”.
“Mientras se pavoneaban en público usan su autoridad para devorar la casa de las viudas, que estaban consideradas –junto con los huérfanos y los extranjeros– como las personas más indefensas y menos protegidas”, dijo.
El sábado, el papa arremetió contra las empresas que pagan a sus trabajadores en negro, al tiempo que denunció la precariedad laboral. “Si la situación es de desempleo, de injusticia social, de trabajo en negro, de precariedad en el trabajo. Esta precariedad sucede hoy, ¿cómo puedo descansar entonces?”, se preguntó Francisco.

El papa condena el robo de los documentos del Vaticano y afirma que continuará con las reformas