La alerta naranja obliga a cerrar las playas todo un día

Protección Civil vigiló el acceso a Las Esclavas | quintana
|

El invierno se está dejando sentir con fuerza estos días. Durante la mañana de ayer se declaró de nuevo la alerta naranja por temporal, lo que obligó a cerrar las playas al público a partir de las once y media de la mañana. También se registraron un par de incidentes menores relacionados con la fuerza del viento, en una jornada en la que hubo que clausurar varias zonas verdes..
Uno de ellos tuvo lugar en el IES Urbano Lugrís, donde una plancha situada bajo el alero del tejado del pabellón de deportes amenazaba con caerse. Al lugar acudieron los bomberos, que lo retiraron en apenas quince minutos. Sin embargo, el tejado en sí no se vio afectado.
 

Vallas y antenas
También se desprendió antena parabólica del tejado de un edificio de la calle de Rafael Alberti, con tan mala fortuna que golpeó un coche estacionado, pero, por lo demás, fue una jornada muy tranquila para tratarse de una alerta por viento de nivel naranja. También cayeron algunas vallas y alguna papelera, pero nada relevante. “La mayor parte de lo que tenía que caer ya cayó”, comentó un bombero.
Si la alerta por viento pasó ayer, la de costa se mantiene durante todo el día de hoy, de manera que las playas amanecerán cerradas cuando llegue la próxima pleamar, a mediodía. La situación meteorológica irá mejorando a medida que avance la jornada y se espera que pase a alerta amarilla a partir de las 19.00 horas.

La alerta naranja obliga a cerrar las playas todo un día