La afluencia a la feria de Todos los Santos “amenaza” al globo de San Roque

|

La afluencia de personas a la feria de Todos los Santos de Betanzos comienza a “amenazar” las cifras que año tras año mueve el globo de San Roque.
Y es que ayer, al igual que suele suceder el primer día de mayo, centenares de personas se dieron cita en la plaza de los hermanos García Naveira y en las calles adyacentes para disfrutar de un evento que se celebra en una de las fechas más señaladas del calendario.
Cabe indicar que la meteorología reinante también acompañó por lo que los asistentes no tuvieron que hacer uso de paraguas y chubasqueros para adquirir castañas, como no, y flores para honrar a sus apreciados difuntos.
Ya con las primeras luces del día se hacía casi imposible hallar un hueco para estacionar vehículos. Eso, a pesar de que el Gobierno local, que preside Ramón García Vázquez, habilitó como es habitual cuando se prevé asistencia masiva de personas, zonas de estacionamiento en O Carregal y también en Bellavista. Asimismo se establecieron los dispositivos habituales de tráfico que consistieron, principalmente, en cortes de circulación en el centro urbano durante toda la mañana. Por la seguridad velaron casi medio centenar de personas entre agentes de la Policía Local, voluntarios de Protección Civil e miembros de Cruz Roja.


Tres ferias en noviembre
Se da la circunstancia de que la feria de ayer es la primera de las tres que tendrán lugar a lo largo de este mes de noviembre. Se trata de la única vez que algo semejante se produce en el año en el municipio betanceiro.
La tradición indica que este hecho se remonta al año 1467 cuando el rey Enrique IV concede la celebración de una feria franca, del 1 al 30 de noviembre. Así es como la única feria que no se produce en día primero corresponde al mes de diciembre ya que se celebra la víspera, festividad de San Andrés, en recuerdo de la generosidad del monarca castellano.
Esta feria de Todos los Santos, al igual que las del resto del año, salvando las lógicas consecuencias del progreso, conserva cierto carácter ancestral.

Especialidades
La plaza de los García Naveira, o Do Campo, se llena de tenderetes, donde se comercia con hierros, paños, sellas plantas, semillas y una inagotable gama de artículos.
Afirman los especialistas que, entre sellas y barriles, cerámica y calcetas de invierno se desarrolla un mercado nativo de gran interés etnográfico, que únicamente se produce en ciudades como Betanzos, que viven continuamente pensando en sus ferias y en sus mercados.
La próxima cita que se presume multitudinaria tendrá lugar también un primero de mes. Será en mayo coincidiendo con la festividad del trabajo.
También durante esa jornada habrá que establecer un dispositivo especial tanto de seguridad como de tráfico. Las calles como As Calexas o Porta da Vila volverán a llenarse de personas provenientes de toda la comarca y las ventas serán tanto o mejores que ayer. Pero hasta esa fecha habrá que dejar transcurrir casi medio año; mientras tanto habrá que conformarse con que el resto de ferias vayan dando de sí.

La afluencia a la feria de Todos los Santos “amenaza” al globo de San Roque