Afectados por las preferentes fuerzan la suspensión del pleno de Nigrán

Los alcaldes de A Guardia, José Manuel Domínguez (i); Tomiño, Sandra González (2i); O Rosal, José Manuel Fuentes (c), Tuy, Moisés Rodríguez (2d), y Oia, Alejandro Rodríguez, durante la reunión
|

Un grupo de afectados por las participaciones preferentes ha forzado hoy la suspensión del pleno en Nigrán, al igual que ayer sucedió con otra sesión celebrada en el Ayuntamiento pontevedrés de As Neves.

El debate duró en este caso cuarenta minutos, en los que hubo un intercambio intenso de opiniones, después de que miembros de la plataforma de damnificados por este producto híbrido del Baixo Miño instasen al grupo de gobierno a emular al alcalde de Oia, Alejandro Rodríguez, que amenazó con darse de baja del PP, junto a los ediles de su ejecutivo, si no hay un cambio de actitud y el problema no se soluciona "en un plazo prudente".

El regidor nicraniense, Alberto Valverde (PP), ha dicho que sería absurdo marcharse para que los defendiesen otros, mientras que el portavoz del PSdeG, Juan González, ha procedido a leer un comunicado y ha resaltado que, si bien no dimiten porque no están en el gobierno, sí ponen sus cargos a disposición del partido y no volverán a presentarse en una lista electoral por ningún otro si fallasen en su papel respecto a las reuniones que se han comprometido a fomentar, con el aparato gallego e incluso con Ferraz, y al resultado de estas.

El objetivo de las mismas es un "compromiso firme" desde las administraciones gobernadas por los socialistas para que se arbitre una solución con claridad, contundencia y sin demagogia.

Los socialistas se levantaron esta mañana y se sentaron junto a los perjudicados por este producto financiero.

El portavoz del BNG, Xabier Rodríguez, también ha abundado en la necesidad de poner remedio de modo inmediato.

Los momentos más tensos se vivieron cuando un portavoz de la plataforma, Xulio Vicente, vociferó: "esto va a reventar, los concejales del PP acabarán como los concejales del País Vasco, con escolta privada".

El alcalde puntualizó que no consiente amenazas, y que si quieren "meterse con alguien", lo hagan con él y no con sus compañeros.

Cuando se produjo la suspensión del pleno, algunos afectados precisaron que el regidor de Oia "sí es honrado, no como ustedes", e indicaron que el presidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán, intentó cerrar filas "para que no haya más ultimátum".

Además, los afectados se despidieron con gritos de "corruptos", ironía y aplausos.

Afectados por las preferentes fuerzan la suspensión del pleno de Nigrán