Piden dos años para un padre por apalear y abandonar a sus hijos

|

m. pérez > a coruña
  Un hombre verá al juez la próxima semana imputado por dos delitos en los que las víctimas son sus hijos menores de edad. Le piden cerca de dos años de prisión por lesiones en el ámbito familiar y abandono de menores y además ocho años sin poder ejercer la patria potestad. Ambas situaciones ocurrieron entre noviembre y diciembre de 2007.
Atendiendo a lo que se recoge en el escrito de calificación, el pasado 15 de noviembre el imputado, de nacionalidad china aunque residente en A Coruña, propinó diversos golpes a su hijo en la cara y en el cuerpo estando los dos en el domicilio familiar, en el barrio de la Sagrada Familia. El pequeño, de tan sólo seis años, sufrió una hemorragia en el ojo izquierdo y arañazos en los brazos y la espalda, así como moretones que, se supone, fueron provocados por fuertes agarrones. Por último, el menor tenía también una cicatriz de ocho centímetros en la espalda.

En la calle > Atendiendo a la versión de la acusación pública, el infractor tardó poco en volver a tratar a su vástago de forma indebida, sólo un mes. Así, el 28 de septiembre, alrededor de las 21.30 horas, se vio a sus dos pequeños, de 13 y seis años, merodeando por las inmediaciones del colegio Rosalía de Castro, en la calle de Pontedeume.
Después de que se diese parte a las autoridades, los agentes de la Policía Local acudieron a la zona y trasladaron a los menores al centro de acogida Príncipe Felipe, en la provincia de Pontevedra. A día de hoy, ambos están aún en situación de acoimiento familiar.
Por el primero de los delitos, la Fiscalía entiende que debe pasar en la cárcel nueve meses y que se le debería retirar además el derecho a ejercer la patria potestad durante tres años. Por el segundo, estima que le correspondería un año de reclusión y otros seis sin poder hacerse caso de los menores.

Piden dos años para un padre por apalear y abandonar a sus hijos