Trump lamenta la retirada de “preciosas” estatuas de líderes del bando confederado

|

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, lamentó la retirada de “preciosas estatuas” conmemorativas del bando confederado que combatió en la Guerra de Secesión, en plena polémica por su controvertida reacción a la ola de disturbios en la localidad de Charlottesville (Virginia).
“Triste por ver que la historia y la cultura de nuestro gran país queda destrozada con la retirada de preciosos monumentos y estatuas. No puedes cambiar la historia, pero puedes aprender de ella”, escribió Trump en Twitter, en alusión al auge de críticas contra efigies que homenajean a líderes del bando partidario de mantener la esclavitud.

Siguiente
Trump apuntó que ahora estas críticas se dirigen contra Robert E. Lee o Stonewall Jackson, pero se preguntó “quién será el siguiente”, con alusiones expresas a George Washington y Thomas Jefferson. “¡Es ridículo!”, espetó en sus mensajes.
Las autoridades de varios estados han reclamado la retirada de monumentos públicos que se han convertido en símbolo para simpatizantes del bando confederado, a cuenta de las recientes movilizaciones de neonazis, nacionalistas blancos y seguidores del Ku Klus Klan (KKK). 
Trump fue objeto de críticas después de equiparar, hasta en dos ocasiones, las actuaciones de los ultraderechistas y de los antifascistas en Charlottesville, para estupor de gran parte de la clase política. Con sus infructuosos intentos de aclaración y sus cambiantes declaraciones, esta nueva polémica es una de las más complicadas que encara Trump cuando apenas acaba de cumplir los primeros seis meses de presidencia, y amenaza con hacer un profundo daño a su gobierno. l

Trump lamenta la retirada de “preciosas” estatuas de líderes del bando confederado