El cabecilla del secuestro de Cambre admite en el juzgado que fue una “represalia” por una deuda

El Ideal Gallego-2014-01-30-018-df4131cb

Los ocho detenidos por el secuestro de un empresario cambrés seguirán en la cárcel de Teixeiro. La titular del juzgado número 1 de Betanzos ratificó ayer el auto de prisión provisional dictado por el juzgado de guardia el domingo. La jueza les imputa un delito de secuestro, aunque sin especificar el grado de participación de cada uno, y a alguno de ellos, otro de tenencia ilícita de armas, según confirma el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia.
Todos los implicados accedieron a prestar declaración, si bien solo uno, el considerado “cabecilla” del grupo, reconoció los hechos, desde el rapto en una pista forestal de Aranga hasta su traslado a un cobertizo en una aldea de Lalín. Tras prestar declaración, el principal implicado, José Mejuto, habló de su participación a los medios informativos apostados a la puerta de la sede brigantina. “No fue un secuestro, sino una represalia por una madera que le robaron, y porque amenazaron a mi papá”, matizó el supuesto “cerebro” del rapto del maderero, de iniciales A.D.N.
Minutos antes, Mejuto se expresaba en términos similares ante la jueza, apuntando a “cuestión familiar” para asumir su participación en el rapto del empresario de Pravio. Una desavenencia de la que da cuenta una sentencia dictada en octubre de 2012 por un juzgado coruñés, que otorgó al padre de este imputado 12.000 euros (más los intereses) como pago de una deuda contraída por la empresa de la víctima del secuestro, derivada de un contrato por una tala y venta de madera que no fue satisfecho.

Declaraciones
Mejuto, con su hermano José Manuel y los otros seis acusados, fue trasladado a Betanzos desde la prisión provincial de Teixeiro. El furgón policial, en que que viajaban otros presos que nada tienen que ver con este caso, llegó hasta la plaza de García Irmáns alrededor de las 10.00. Unos minutos más tarde, salió del vehículo Ester Vila Taboada, propietaria de la vivienda donde se localizó el zulo, y madre de Isabel, pareja de Manuel Mejuto.
Vila fue la primera en prestar declaración ante la jueza, a la que aseguró no saber “nada” de lo ocurrido en el cobertizo de Xar, de la misma manera que, a continuación, hizo su hija Isabel.
A excepción de Jesús Mejuto, a todos los demás imputados los asisten abogados que actúan de oficio y que, de acuerdo con las explicaciones de alguno de ellos, recurrirán el auto de prisión dictado por la titular del Juzgado Número 1 de Betanzos.
A.D.N. fue liberado por la Guardia Civil a las 02.00 horas del viernes, cinco días después de su rapto en una pista forestal de Aranga. En la casa donde fue localizado se detuvo a Ester y Miguel, los propietarios de la vivienda; a su hija Isabel y a su pareja, José Manuel Mejuto, hermano del considerado líder, y a un vecino de la familia, Ramón Mosquera Tarrío, al que señalan como la persona encargada de la custodia del rehén. Jesús Mejuto y su hijo, un joven también llamado Jesús, fueron interceptados el mismo día cuando trataban de huir en un coche, en la localidad de Melide.

El cabecilla del secuestro de Cambre admite en el juzgado que fue una “represalia” por una deuda

Te puede interesar