Feijóo y Negreira defienden que la ley del aborto sea consensuada y acorde con la sociedad actua

GRA118. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 09/01/2014.- El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, durante la rueda de prensa hoy en San Caetano en la que ha explicado los acuerdos del consello. EFE/Lavandeira jr

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, defendió ayer la legitimidad del Ejecutivo de derogar la ley del aborto y elaborar otra nueva y dijo estar “convencido” de que no se cometerá el error del anterior Gobierno socialista de imponer una ley sin apoyos suficientes y “unilateralmente”.
Igualmente, subrayó que se buscará en la reforma una norma similar a la de 1985, que ningún Ejecutivo modificó pese a su prolongado tiempo en vigor.
Feijóo subrayó que en la reunión del comité ejecutivo del PP el debate de este asunto ocupó “una parte residual”, ya que se hizo especialmente un repaso al balance de la legislatura y se aportaron datos económicos sobre la situación del país.
Por su parte, el alcalde de A Coruña, Carlos Negreira, explicó que piensa que el anteproyecto de ley “es mejorable” y opina que se deben “dar algunos pasos” para que “coincida con lo que es una sociedad del siglo XXI”.
 “Lo que pido es que hagamos un texto en condiciones, que conecte con la mayoría social” pues, alegó, “lo que se está hablando es mejorable y para conectar con esa mayoría tenemos que dar algunos pasos en eso que se está comentando de ese texto para que coincida con lo que es una sociedad del siglo XXI”, apuntó.
La polémica suscitada por la reforma del aborto ha reavivado el debate sobre la necesidad o no de permitir a los diputados que voten en conciencia, sobre todo en asuntos que rozan la moral y la ética, como el anteproyecto de ley sobre la interrupción voluntaria del embarazo aprobado por el Gobierno.
Es un hecho que ya ha habido dirigentes populares que han expresado públicamente su discrepancia con este proyecto presentado por el Ministerio de Justicia de Alberto Ruiz-Gallardón y, el miércoles, en la reunión de la dirección del PP, la vicepresidenta del Congreso Celia Villalobos pedía libertad de voto.
Una posibilidad que hoy por hoy el PP no se plantea, según dijo después la secretaria general, María Dolores de Cospedal, aunque los precedentes tampoco conducen a pensar que -aún pudiendo votar en conciencia- muchos populares fueran a salirse de la línea marcada por su partido y por el Gobierno.
Por otra parte, Alfredo Pérez Rubalcaba, habló sobre el asunto y propuso a Rajoy que guarde el anteproyecto de ley de reforma del aborto “en un cajón bajo siete llaves” y que “no haga el canje de reconciliarse con la extrema derecha a cambio de que las mujeres pierdan la libertad de decidir sobre su maternidad”.

Feijóo y Negreira defienden que la ley del aborto sea consensuada y acorde con la sociedad actua

Te puede interesar