Rogelio Groba recibe un homenaje en el teatro Colón por su 87 cumpleaños

El Ideal Gallego-2017-01-15-014-9ec0a823

Acudió al Colón sin saber que él era el verdadero protagonista de un recital donde su hijo, Rogelio Groba, fue la batuta y la Orquesta de Cámara Galega, la formación que recordó su valía como compositor. 
El mayor de los Groba recibió ayer en el teatro un merecido homenaje ya no solo por la cantidad de obras que engordan el patrimonio musical, sino por la personalidad que le dio a cada partitura, explicó su hijo: “Desarrolló 40 años de su carrera aquí y el 80% del corpus de su obra lo escribió en A Coruña”. 
Por eso, su hijo habla de él como “una de los más figuras importantes del siglo pasado, nuestro Falla gallego” del que se pudo escuchar “Danza de Alba”, que dedicó a su nieta o “Intres Boleses”, para la que se fue a Viana do Bolo a buscar inspiración. También saltaron al escenario las notas de los que más admira. De ahí que Schubert se presentara con “Cuarteto número 1”, en versión orquestal, y Mendelssohn lo hiciera en forma de sinfonía. 

admiradores
Del alemán sonó la número 10. Además, los veinte músicos interpretaron “Na Barxa”, una pieza a la que Rogelio Groba inyectó popularidad con textos en gallego que cantó la soprano eslovaca Ingrida Gapova. Su familiar explicó que su música “no es a veces lo suficientemente reconocida”. “Tenemos muchas carencias a la hora de reconocer a nuestro modelos”. 
Sin embargo, tributos como el de ayer son necesarios “para nuestra ciudad porque es importante cuidar a las figuras. Pueden servir como estímulo a los que vienen”. Para el director, es importante que los grandes rasquen en la inspiración de los otros y que las más de 700 no son ya el número que representan sino la originalidad, “que lo hace único”. Eso es lo que marca la diferencia con el resto, “la personalidad que refleja la obra”. 
De ahí que el homenaje del Colón fue precisamente por haber conseguido un lenguaje personal, por ser Rogelio Groba en música y demostrarlo en cada una de esas 700. 
Por otra parte, la Orquesta de Cámara Galega lleva 22 años en la escena: “Peleando por seguir estando vivos, que es una tarea difícil”. 
Desde 1995, la que está formada por intérpretes de diversos conservatorios europeos, trata de dar a conocer el extenso legado de Rogelio Groba y de los autores del país con un repertorio que abarca desde el barroco hasta la actualidad.

Rogelio Groba recibe un homenaje en el teatro Colón por su 87 cumpleaños

Te puede interesar