Hasta el 22 de mayo, y más allá

|

El Ideal Gallego-2011-05-19-014-040655c5concentración > Los coruñeses acampados en el Obelisco desde hace dos días se plantean la opción de continuar con su protesta incluso después de las elecciones

nagore menayo > A CORUÑA
  Pese a pertenecer a sentimientos políticos dispares, hay algo que une a las decenas de coruñeses que desde el martes permanecen acampados en el Obelisco.
El descontento con la actual clase política y con la forma de actuar de los poderes públicos ha movilizado a este grupo, que exige cambios para acabar con el sistema bipartidista PSOE- PP.


En palabras de Raúl Mella, uno de los portavoces del movimiento integrado en Democracia real ¡Ya! en A Coruña, la filosofía de la manifestación responde al deseo de lograr “el despertar pacífico de la conciencia democrática”.
“Es necesario una democracia participativa, que haya referéndums y más transparencia política”, apunta, y añade “sobre todo urge un cambio en la mentalidad de la sociedad y en la modalidad electoral”.
Su intención no es la de proponer alternativas, sino denunciar que el sistema actual no funciona y “que es necesario y que se puede cambiar la forma de gobernar”, subraya.

Éxito de las redes sociales > Las cuentas de Twitter y Facebook han sido claves para realizar esta movilización social, que se está llevando a cabo en las principales ciudades del país. En el caso coruñés, sus portavoces aseguran que “el apoyo está creciendo por momentos a través de Internet”, y que cuentan con varios blogs que les siguen y publican sus novedades a diario.
La acampada, en la que hay gente las 24 horas del día, se alargará, en principio, hasta el próximo día 22 de mayo, en que se celebrarán las elecciones municipales. Sin embargo, y mientras no se encuentren con la oposición de la Policía, los organizadores están pensando en ampliar esta concentración hasta pasado el día de los comicios. Mientras convocarán a la sociedad a las concentraciones que se realizarán cada día a las 20.00 horas.

 

Hasta el 22 de mayo, y más allá