Prometen nuevos árboles para la plaza de la Sagrada Familia tras talar ayer dos ejemplares secos

Medio Ambiente plantará otros ejemplares en la zona javier alborés
|

 Los vecinos de la Sagrada Familia descubrieron ayer que cuentan con dos árboles menos en la plaza principal del barrio después de que los técnicos del Ayuntamiento se viesen obligados a cortarlos. Según fuentes municipales la decisión se debe a daños concretos en esos dos ejemplares y no a una posible enfermedad que esté afectando a la zona arbolada.

La plaza de la Sagrada Familia, que ya vio mermada su vegetación en los últimos años tras la construcción de un aparcamiento subterráneo, cuenta desde ayer con dos árboles menos. Desde el Ayuntamiento explican que la tala se debió a que ambos ejemplares estaban “caducos y secos” y aseguran que el espacio ahora vacío será ocupado con otras especies en los próximos días.

“No tiene nada que ver con una plaga”, aclaran fuentes municipales, aunque fue una de las primeras situaciones que se temieron los vecinos después de otros episodios de enfermedad como el ya pasado caso de los olmos en los jardines de San Carlos.

El corte va más allá del motivo de que los ejemplares estuviesen secos, ya que “la Concejalía de Medio Ambiente tiene un plan para controlar y evaluar cada especie en distintas zonas de la ciudad”. Con esta medida se busca evitar que caigan y provoquen algún tipo de daño a personas o mobiliario urbano.

Prometen nuevos árboles para la plaza de la Sagrada Familia tras talar ayer dos ejemplares secos