Monte Alto sentará el jueves las bases de la primera huerta comunitaria de la ciudad

04 abril 2010 A Coruña.- Aún no está confirmado, pero los vecinos de Monte Alto ya piensan en la oportunidad que supondría un espectáculo de proyección internacional para sus pretensiones de convertir la antigua c
|

A falta de que el Gobierno local presente su proyecto de huertos urbanos y que reubique los que actualmente daban productos a sus arrendatarios en Novo Mesoiro, el barrio de Monte Alto se erige como el escenario de la primera experiencia piloto de plantación comunitaria. El proyecto coordinado por Abeiro Centro Xuvenil dará los primeros pasos el jueves a las 20.00 horas, donde está convocada una reunión en la asociación vecinal para crear una comisión y engendrar las directrices que llevarán a buen puerto las ganas de cosechar en conjunto. 
Una miembro del colectivo, Verónica, señaló ayer que el Ayuntamiento está poniendo de su parte y que a falta de una confirmación definitiva, el terreno estará ubicado a la altura de la antigua cárcel, entre el parque infantil y la parada del bus, tal y como ellos se lo plantearon. Serán algo más de seis por cuatro metros cuadrados puestos a disposición de una comunidad que, en un principio, estará formada por 25 personas como máximo. La socia explica que en un encuentro anterior, se barajó la opción de que haya listas de espera y se establezcan turnos. De esta forma, si a los primeros en poner un pie en la leira les tocará llenar los semilleros, a los segundos trasplantarlos y realizar tareas de riego y mantenimiento. 
En este sentido, Verónica habla de la importancia de fomentar la idea de barrio, donde todos aportarán su grano de arena y los mayores podrán transmitir su experiencia en el campo a los más jóvenes. Sus consejos se tomarán en cuenta a la hora de elegir qué hortalizas y verduras sembrar y qué tratamientos serán los óptimos de cara a obtener mejores resultados. 
Frente a otras iniciativas como la de Novo Mesoiro, donde se adoptó la fórmula del alquiler y los beneficiarios pagaron un canon para llevarse la producción, Monte Alto será el primer reducto con una huerta comunitaria, que tendrá a su vez un sentido pedagógico. Y es que la idea es que los escolares también participen y salgan de sus aulas para conocer una realidad que existe a pocos kilómetros de sus casas. Con cerca de 100 firmas recolectadas a favor del proyecto, Abeiro es consciente de que la actividad gusta. Por eso, tratarán de darle forma a un modelo organizativo para que el huerto arranque cuanto antes.

Monte Alto sentará el jueves las bases de la primera huerta comunitaria de la ciudad